Hoy nos adentramos en un mundo, para nosotros, poco conocido: la alimentación macrobiótica. Pasamos una mañana en el puesto ecológico de Miryam, abogada de profesión reconvertida en especialista en macrobiótica. Esta ecotienda (http://www.kipuntoecotienda.com/) lleva 8 años funcionando en el Mercado de Jerusalén.

IMG_20150609_122003

Miryam no vende ningún producto refinado, todo es integral, de origen 100% ecológico. ‘Son alimentos que no tienen colorantes ni añadidos, por lo que mantienen y transmiten todos sus nutientes’, nos asegura. Además, el 99% de estos productos son de nuestra tierra, de entornos cercanos, pues la macrobiótica promueve el consumo de productos locales.

IMG_20150609_123158

Este puesto ofrece multitud de productos, especialmente cereales, legumbres, algas, elaborados con soja (como queso o yogurt) o compuestos de tofu, pero también bolleríapasta integralaceite de olivabebidas y especias, todo ecológico.

Es una pena pero, de la carne, nos olvidamos. La sustituyen los productos envasados elaborados con tofu, como albondigas y nuggets de tofu o hamburguesas de tofu con algas. Otro preparado es el ‘seitán’, conocido como ‘carne vegetal’, un compuesto que a la vista parece carne, pero que está elaborado a base de gluten de trigo.

IMG_20150609_121830

El azúcar es otro ingrediente vetado: ‘el azúcar provoca adicción, lo probamos y queremos más, y es perjudicial para nuestra salud’, apunta Miryam. Nada de lo que vende esta ecotienda contiene azúcar, en su lugar se utiliza melaza, una buena alternativa a base de cereales integrales para sustituir el azúcar refinado. De ahí que encontremos helados sin azúcarcaramelos para niños sin azúcar, incluso, increíble pero cierto: nocilla ecológica sin azúcar elaborada con cacao, avellana y melaza. ¡Queremos probarla!

IMG_20150609_122032

Si hablamos de cereales (no penséis en los cereales que se toman habitualmente por la mañana) podemos comprar sésamo negroarroz integralavena en granomijo (un cereal dulce, rico en hierro y con muchos minerales, que se consume en forma de papilla para el desayuno), mijo dulce, sémola de maíz o bulgur (grano de trigo preparado de una manera específica). Se almacenan en sacos y cestos de mimbre artesanales y se venden a granel, un sistema más económico y ecológico al no necesitar envases.

IMG_20150609_123434

En cuanto a las legumbres, encontramos alubiaslentejas y lentejas rojas (más rojizas de lo habitual y peladas, ideales para ancianos o gente con problemas para digerir). También frutos secos como las castañas pilongas, castañas secas cultivadas de forma ecológica.

IMG_20150609_120453

Los precios rondan los 3,15 euros el kg. de lentejas, 2,80 el kg. de arroz integral o 1,90 el kg. de cebada. Precios algo más elevados que los de los productos que compramos en el súper. ‘Los productos ecológicos aguantan más, no se estropean con tanta facilidad, son más duros’, dice en su defensa. A la hora de cocinarlos, se cocinan igual, aunque quizá necesitan un poco más de tiempo de cocción, pues son ingredientes íntegros.

La fiebre ecológica y macrobiótica tiene cada vez más adeptos: veganos, vegetarianos, aquellos concienciados con los productos y procesos naturales, personas que quieren adelgazar o bien cambiar sus hábitos alimentarios. Si os interesa esta dieta, Valencia también cuenta conrestaurantes 100% ecológicos, uno de ellos es Kimpira (http://kimpira.es/ ), que ofrece desayunos con tostadas de pan y zumo de naranja ecológicos, y menús con platos como croquetas de arenque, paté de tofu con algas, o fishburguer. ¡Suenan bien!

IMG_20150609_125213

Para los que todavía no os atreváis con algunos de estos productos o preparados, os contamos que a partir del próximo 10 de julio, el Mercado de Jerusalén contará con un puesto de verdura ecológica, algo menos arriesgado.