El pasado jueves 16 de abril se “reestrenó” en los mejores cines la película 2001: Una Odisea del Espacio. Como buen amante del género, no podía perderme esta oportunidad única para asistir al reestreno de la película que marcó un antes y un después en el geénero de la ciencia ficción. Asi que puse rumbo a los Cines Lys para disfrutar de esta película en una sala con unas condiciones visuales y sonoras perfectas. En un cine de calidad.

 
2011 tuvo una acogida increíble, tanto mayores como pequeños acudieron al cine Lys a ver en pantalla gigante una de las películas más influyentes del mundo, independientemente de su género. Estamos hablando de una ocasión única para disfrutar de esta obra maestra de Stanley Kubrick. Es normal que Los Jueves del Lys tengan tanto éxito porque animan a la gente a ir al cine y la selección de las películas es muy buena, tanto como la iniciativa de Versión Digital de devolvernos este clásico del s.XX a la pantalla grande. Y por la puerta grande.
 
La calidad de imagen era excelente, así como el sonido. Además esta película cuida mucho estos dos aspectos y uno se ve envuelto en un viaje a años luz de la tierra gracias a la capacidad inmersiva del filme. Además dispone de un acabado técnico soberbio que disimula perfectamente que han pasado 46 años desde su estreno. Hablamos de una película transegresora para la época tanto a nivel visual como de guión, una obra maestra considerada por muchos como la mejor película jamás creada.