Inversión de 25 millones de euros e incremento de la plantilla en un 15%

Avanqua ha presentado hoy jueves en el hotel SH Valencia Palace su propuesta para posicionar la Ciudad de las Artes y las Ciencias en lo alto del panorama internacional, tras haber ganado la adjudicación del concurso público para la gestión integral del Oceanogràfic y el Àgora.

Dicha empresa nace de la unión de Grupo Aguas de Valencia, Vancouver Aquarium y Ket Gestión. Y su dirección en la Ciudad de las Artes y las Ciencias se prolongará durante los próximos 15 años. Durante todo este tiempo se espera que se alcance la cifra de 19 millones de visitantes con un objetivo de 1,2 millones de media por año y una inversión total de 25 millones de euros. De este modo esperan que se convierta en un polo de atracción turística hacia Valencia, gracias a su gran atractivo de ocio familiar. Pero también aspira a convertirse en un centro científico que se preocupa por la conservación de los océanos y por la investigación responsable.

El Conseller de Economía, Industria, Turismo y Empleo, Máximo Buch, ha estado presente durante todo el acto y ha asegurado que el Oceanográfic mejorará la marca Comunidad Valenciana cuando se consolide como un referente turístico nacional e internacional. Las claves de dicho proyecto las ha facilitado la propia presidenta de Avanqua, Celia Calabuig, que ha asegurado: “pretendemos contribuir a que la Ciudad de las Ciencias sea un referente mundial en ocio divulgativo y conocimiento.”

Para ello ampliarán la gama de eventos a celebrar, proponiendo actividades deportivas, culturales, corporativas, infantiles, musicales, temáticas… Con dicho fin la nueva concesionaria contempla mantener a la actual plantilla y además incrementarla un 15% para dotar a todo el complejo de un equilibrio humano altamente cualificado y adaptado a las necesidades de los visitantes. 

El presidente del Acuario de Vancouver, John Nightingale, añadió: “El Acuario de Vancouver recibe más de un millón de visitantes al año y cuenta con excelentes programas de investigación sobre la contaminación, además de ser el primero en no capturar ballenas o delfines salvajes. Y vamos a adoptar esta política para el Oceanográfic.” Esto unido a la próxima incorporación de nuevos peces, aves, anfibios, mamíferos… que recargarán los actuales acuarios con ejemplares de nuevos orígenes indica que la preocupación por los animales será una de sus prioridades.

Su principal objetivo educativo es el de implicar a la gente directamente en las tareas de conservación, para que haya más interacción entre los biólogos y el público, para que no se queden a un segundo plano y tengan una función docente. De hecho, se incorporará un completo equipamiento audiovisual, que completará una experiencia educativa espectacular, divertida y amena.