La suave voz de Sherezade es protagonista de la nueva propuesta del Escalante, Contes de les 1.001 nits. Islas desiertas, mares embravecidos, cuevas llenas de tesoros, palacios, cárceles… la reputada escenógrafa, Ana Garay, no ha encontrado límites a la hora recrear el mundo maravilloso en el que transcurren las mágicas historias que el sultán Shahriar escucha atento en su alcoba, narradas por Sherezade, noche tras noche.

Simbad el Marí, Alí Babà o Aladí son solo algunos de los personajes del medio centenar que pasa por el escenario, interpretados por 9 actores (María Almudéver, Paco Trenzano, Paco Alegre, Rosa Barberà, Enric Juezas, Miguel Arnau, Daniel González, Guille Zavala y José Doménech), con la ayuda de marionetas de caña, de hilo y bunrakus, un tipo de títere japonés.

Una divertida e impactante puesta en escena que cuenta  con más de 130 efectos sonoros y audiovisuales e ingeniosos juegos de luces y sombras. La ambientación se completa con la banda sonora creada por el Premio Nacional de Música, Joan Cerveró, y con el cuidado vestuario diseñado por Pascual Peris.

Una superproducción en toda regla y a precios populares (4/5€) que se mantendrá en cartel hasta el 21 de diciembre.

Las 1.001 Noches bajo la mirada de Segrelles

A l’Espai d’Exposicions, hasta el 14 de diciembre, estará abierta al público una muestra del artista plástico valenciano José Segrelles (1885-1969).

Les 1.001 nits per José Segrelles recoge casi 90 originales, entre bocetos y dibujos, del encargo que en 1932 le realizó Vicente Blasco Ibáñez, para ilustrar su traducción de este clásico de la literatura universal.

Una exposición que el público puede disfrutar los domingos a partir de las 16:00h de forma gratuita. Entre semana, en cambio, es el turno de los escolares que pueden ver esta muestra en una visita guiada que incluye un taller didáctico.

Otra propuesta para escolares de L’Espai d’Exposicions de l’Escalante es, Buscant el Fantasma del Teatre, una visita dramatizada en la que los pequeños recorrerán las bambalinas, camerinos y tramoyas del teatro para intentar descubrir dónde habita y cómo es el habitante más misterioso del Escalante.