Descubre las cualidades de este particular roedor

Tener como mascota un hámster o un conejo es muy común pero ¿qué sabes sobre las cobayas? Aunque menos conocidas, también son unos roedores de lo más simpáticos. Quizá sepas que son procedentes de Sudamérica, y por eso también se llaman “conejillos de indias”. Pero te voy a contar 7 características de este pequeño animal que te sorprenderán:

  1. Las cobayas son gregarias. Lo cual quiere decir que, en su entorno natural, convive y se mueve siempre en grupo. Por eso les encanta tener compañeros, sean otra cobayas, o incluso se lleva bien con otras especies, por ejemplo puede compartir espacio con conejos. Si una cobaya está sola, observarás que te coge un gran cariño y reclama tu compañía en todo momento.
  2. Las cobayas tienen distintas razas. Aunque estamos más acostumbrados a ver las de pelo corto (cobaya americana), existen diferentes razas y cruces, igual que ocurre con otras mascotas. Su rasgo más diferenciador es el pelo: la cobaya abisinia destaca por su pelaje arremolinado mientras que la cobaya peruana te sorprenderá con un auténtico pelazo (¡puede alcanzar los 40 cm!).
  3. Las cobayas son aventureras. La mayor parte del día las verás descansando en su casita pero para ellas es muy importante la exploración. Sacarla varias veces de su jaula para que corra a sus anchas y conozca la casa, no sólo es recomendable para que haga familiares olores y sonidos, sino que evitará que coja sobrepeso u otros problemas causados por falta de actividad.
  4. Las cobayas son muy inteligentes. Si te sorprende ver lo cariñosos que son estos roedores, alucinarás cuando descubras su poder de aprendizaje. Con premios y juguetes podrás educarla para conseguir que aprenda desde hacer sus necesidades sólo en cierto lugar como algunos trucos.
  5. Las cobayas no tienen visión perspectiva. A pesar de tener muy buena vista, el 3D es su asignatura pendiente. Su óptica no calcula bien las distancias ni la profundidad, así que no te asustes si las ves chocándose al correr.
  6. Las cobayas tienen una dieta curiosa. Como buenas vegetarianas, se pirran por las frutas y verduras fresquitas. El pimiento es su gran pasión, pero tampoco olvides el heno. Uno le aportará la vitaminas C que necesita y el segundo activará su correcta digestión. No te alertes si sorprendes a tu pequeña comiendo sus propios excrementos. Este comportamiento es habitual en ellas y también les ayuda a regular su organismo.
  7. Las cobayas hablan por los codos. Su lenguaje incluye multitud de ronroneos, silbidos y grititos. No sólo hablan entre ellas sino que, si prestas atención, aprenderás a diferenciar los diferentes sonidos que el animal emite para comunicarte cómo está o qué necesita. Hambre, felicidad, incomodidad, curiosidad… te sorprenderá la riqueza del idioma cobaya.

¿Qué te han parecido estas 7 curiosidades? ¿Conocías alguna, todas o ninguna? 🙂