Salt, de la compañía Fil d’Arena dansa-teatre, reflexiona sobre la vulnerabilidad y el sufrimiento de la mujer en los procesos migratorios. La obra se estrena en Carme Teatre el próximo 19 de octubre y forma parte de su proyecto de Residències creativas para esta temporada.

Salt, el último montaje de danza de la compañía valenciana Fil d’Arena dansa-teatre, que se estrenará en Carme Teatre el próximo 19 de octubre. La danza que abre los ojos y despierta al cerebro, apuesta por agitar la pasividad de nuestra sociedad occidental. Esa que cree que los problemas al otro lado del mundo terminan cuando deja de leer o escuchar las noticias, por comodidad, desconocimiento o pura supervivencia. O por una mezcla de las tres.

Y lo hacen bailando. Para que el espectador reflexione sobre la vulnerabilidad y sufrimiento de las mujeres por sobrevivir en un entorno hostil. Un contexto marcado por las duras condiciones que viven las emigrantes cuando deciden dejar su casa buscando un futuro mejor en Europa o Estados Unidos. Por la explotación sexual y laboral que sufren. Por el efecto que tiene en ellas la pérdida de seres queridos o de su propia identidad. O por la frivolidad con que desde aquí vivimos todo ello.

danza

Porque Salt también habla de todos nosotros. Tan importante es lo que se hace como lo que se deja de hacer. La obra, además, denuncia ese sensacionalismo de los medios de comunicación capaces de devorar tragedias sin importarles las vidas que se pierden en el camino.

Salt cuenta con la dirección compartida de toda la compañía y las interpretaciones de Isabel Abril, Irene Ballester y Roseta Plasencia.

Una propuesta argumental llevada a cabo con riesgo y explosividad gracias a una vigorosa puesta en escena marcada por el lenguaje físico de los cuerpos de las bailarinas, a través de coreografías que generan imágenes a modo de interferencias sobre la realidad distorsionada que muchas veces se percibe.

Salt estará en Carme Teatre del 19 al 22 de octubre y forma parte del proyecto Residències de Creació CARME TEATRE 2017-2018. El montaje es la segunda parte de una trilogía que Fil d’Arena comenzó con su anterior obra, La Sal que ens ha partit. En la última edición de Cabanyal Íntim se llevó a cabo un work in progress sobre Salt que ha servido como punto de partida, después de muchos cambios y ajustes, para la versión definitiva, estreno absoluto en Carme Teatre.

danza
Sobre Fil d’Arena dansa-teatre

La compañía Fil d’Arena dansa-teatre fue creada en 2011 por Isabel Abril, Irene Ballester, y Clara Crespo. Más tarde, Roseta Plasencia se uniría a ellas. La creación colectiva (tal y como ocurre en Salt) es su seña de identidad. Para ellas, su lenguaje es el movimiento y su herramienta el cuerpo.

No es casualidad que en el nombre de la compañía se especifique lo de dansa-teatre porque se encuentran en el límite entre ambas disciplinas, aunque no renuncian a ninguna opción escénica como la música o el circo.

A lo largo de su trayectoria, han estrenado las obras Café Sol (2011), La Consagración de la Primavera (2014) y La Sal que ens ha partit (2015). Además, Fil d’Arena ha llevado la danza a los museos (Museo de la Ciudad, IVAM, San Pío V,…), ha realizado proyectos de danza comunitaria, Roseta Plasencia participó en el videoclip Qui t’estima del grupo Gener y diseñan y desarrollan programas formativos en torno a las artes escénicas.