Hola hellowers, hace unas semanas os comenté en Vipstreetstyle que iba a compartir post con toda la información sobre la donación de médula y la importancia de que todos hagamos este pequeño esfuerzo.

IMPORTANCIA DE LA DONACIÓN DE MÉDULA

La donación de médula puede salvar la vida de muchos pacientes, aquellos que tengan patologías con producción excesiva, anómala o insuficiente de un determinado linaje celular, por parte de la misma. En muchos casos, la única alternativa terapéutica es el trasplante de células madre, que es una terapia sustitutiva de las células defectuosas por células normales. Existen diversos tipos de trasplantes de progenitores hematopoyético según el lugar de su obtención, siendo la médula ósea el más habitual.

ginial 620×250

MÉDULA ÓSEA

La médula ósea (MO) es el tejido esponjoso que se encuentra en el interior de algunos huesos (especialmente de las vértebras y de huesos largos como el fémur o la tibia) y es donde residen las células madre, precursoras de todas las células de la sangre (leucocitos, hematíes, plaquetas) y de diversas células de otros tejidos.

Concretamente, lo que se extrae para la donación es la sangre que baña ese tejido, ya que es sangre es muy rica en células madre.

Es importante saber que la médula ósea no tiene nada que ver con la médula espinal, que es un haz de nervios que recorre la columna vertebral.

donación de médula

REQUISITOS PARA SER DONANTE

En principio, puede ser donante cualquier persona que tenga entre 18 y 55 años (aunque si  se está inscrito en el registro se pude ser donante hasta los 60 años) siempre y cuando no padezca ninguna enfermedad que se pueda transmitir al receptor o pueda poner en peligro su vida el hecho de la donación.

Pero existen una serie de circunstancias que contraindicarían la donación de una manera absoluta o  temporal.

Absolutas: Si se padece alguna de las siguientes enfermedades:

  • Hipertensión arterial no controlada.
  • Diabetes mellitus dependiente de insulina.
  • Enfermedad cardiovascular, pulmonar, hepática, hematológica u otra patología que suponga un riesgo sobreañadido de complicaciones durante la donación.
  • Enfermedad tumoral maligna, hematológica o autoinmune que suponga riesgo de transmisión para el receptor.
  • Infección por virus de la hepatitis B o C, virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) o por otros agentes potencialmente contagiosos.
  • Algún factor de riesgo de SIDA (anticuerpos anti-VIH positivos, drogadicción por vía intravenosa, relaciones sexuales múltiples, ser pareja de uno de los anteriores, ser hemofílicos o pareja sexual de hemofílico, lesiones con material contaminado en el último año).
  • Haber sido dado de baja definitiva como donante de sangre.

También está contraindicada en el caso de:

  • Tener antecedentes de enfermedad inflamatoria ocular (iritis, episcleritis) o fibromiálgia.
  • Tener antecedentes o factores de riesgo de trombosis venosa profunda o embolismo pulmonar.
  • Recibir tratamiento con litio.
  • Tener recuentos de plaquetas inferiores a 150.000/ml

Temporales:

  • El embarazo. Tras el alumbramiento, y una vez concluida la lactancia, se puede ser donante.
  • Los tratamientos anticoagulantes o antiagregantes (aspirina, dipiridamol o similares), en función de la duración de los mismos.

Existen más procesos que no están incluidos en las listas anteriores que pueden ser incompatibles con la donación, por lo tanto se recomienda que cada persona consulte su caso antes de inscribirse como donante.

CENTROS DE TRANSFUSIÓN DE LA COMUNIDAD VALENCIANA

http://centro-transfusion.san.gva.es/

Para terminar, recordar que la donación de médula es regalar vida a las personas que necesitan un trasplante, ya que gracias a ella podrán o aumentarán las posibilidades de superar enfermedades de la sangre como las aplasias medulares o la leucemia.