El Palau de les Arts Reina Sofía acoge esta semana los últimos ensayos de L’italiana in Algeri, de Gioachino Rossini, la ópera con la que el Palau vuelve a abrir sus puertas este domingo, 23 de febrero, a las 19.00 h. El centro de artes ha programado seis funciones de esta obra los días 23 y 26 de febrero, así como 1, 11, 13 y 15 de marzo.

Al frente de la dirección musical se encuentra Ottavio Dantone, una obra que se presenta en un montaje de Joan Font, de Comediants. Tres cantantes, que se presentan por primera vez ante el público valenciano, dan vida a Mustafà, bey de Argel, en las seis funciones que acoge el centro operístico, el turco Burak Bilgili (23, 26 febrero y 1 marzo), el menorquín Simón Orfila (11, 13 marzo) y el chileno Ricardo Seguel (15 marzo).Captura de pantalla 2014-02-17 a las 19.00.29

Además en el reparto, se encuentra la valenciana Silvia Tro Santafé que interpretará a Isabella, mientras que los cantantes italianos Antonino Siragusa y Giulio Mastrototaro interpretarán a Lindoro y Taddeo respectivamente. Y para completar el reparto, participan los artistas del Centre de Perfeccionament Plácido Domingo Anabel Pérez Real (Elvira), Cristina Alunno (Zulma) y Germán Olvera (Haly).

ginial 620×250

Tras el éxito rotundo rotundo que acogió en 2010, el centro de artes valenciano programa por segunda ocasión en su historia este dramma giocoso en dos actos, con libreto de Angelo Anelli. Ottavio Dantone dirige la ópera rossiniana. El maestro italiano, titular de la Accademia Bizantina de Rávena, asume por cuarta vez esta responsabilidad en el Palau de les Arts tras sus trabajos con la Orquestra de la Comunitat Valenciana en las obras de Vicente Martín i Soler L’isola del piacere, Philistaei a Jonatha dispersi y Una cosa rara, así como en Die Zauberflöte, de Mozart, la pasada temporada.

Joan Font, del grupo teatral Comediants, debuta en la ópera valenciana con este colorido e hilarante montaje, con escenografía y vestuario de Joan Guillén, iluminación de Albert Faura y coreografía de Xevi Dorca. L’italiana in Algeri es una coproducción del Teatro Real de Madrid, el Maggio Musicale Fiorentino, la Houston Grand Opera y el Grand Théâtre de Bordeaux.

Captura de pantalla 2014-02-17 a las 19.00.53La mezzosoprano valenciana, Silvia Tro Santafé, interpreta el papel de Isabella. Merecedora de numerosas distinciones,está considerada como una de las intérpretes de referencia en el repertorio haendeliano y rossiniano. Requerida por los principales teatros y festivales líricos europeos, ha cantado asimismo en Washington, Pekín y Tokio. La diva valenciana ha trabajado, además, con algunos de los directores de mayor prestigio como William Christie, René Jacobs, Lorin Maazel, Neville Marriner, Yehudi Menudin y Alberto Zedda, entre otros. En el Palau cantó en Orlando, de Händel en 2007.

Finalmente, el reparto deL’italiana in Algeri se completa con los artistas del Centre de Perfeccionament Plácido Domingo: Anabel Pérez Real (Elvira), Cristina Alunno (Zulma) y Germán Olvera (Haly), las voces del Cor de la Generalitat Valenciana y el Ballet de la Generalitat.

Sinopsis de la obra:

En la ópera la acción transcurre en Argel. Mustafà, bey (gobernador) de Argel, no soporta más a Elvira, su mujer, y pide a su capitán que le busque una esposa italiana. Una tormenta arrastra hasta las orillas de la costa un barco en el que viaja la joven italiana Isabella en busca de su prometido Lindoro, secuestrado por los corsarios. Cuando la muchacha es presentada a Mustafà, ella descubre que Lindoro sirve como esclavo del bey. Éste, queda prendado de la belleza de la italiana y comienza a cortejarla. Isabella finge sentirse halagada con tan grotesca galantería con el fin de burlarse de él y trazar un plan para huir con Lindoro. Para lograr su propósito, nombra a Mustafà su ‘Pappataci’ y le da a entender que tal título lo ostentan en Italia “los que nunca se enfadan con el bello sexo”. El bey, muy ilusionado, se somete a la ceremonia, que consiste en comer y beber alegremente, sin prestar atención a lo que ocurre alrededor. Esta situación es aprovechada por Isabella, Lindoro y sus amigos para zarpar rumbo a Italia. Cuando el ingenuo Mustafà advierte que ha sido objeto de burla, resignado, se refugia en los brazos de su esposa Elvira.