Fierro es el espacio gastronómico creado por Germán Carrizo y Carito Lourenço en el barrio de Ruzafa. Tras una década trabajando en el mundo de la hostelería y repostería estos cocineros argentinos se han lanzado a crear un local propio donde poder compartir su pasión y manera de entender la gastronomía. 

 Sois nuevos en el barrio de Russafa, ¿cómo se presentan a sus nuevos vecinos Germán y Carito?

Con la mayor ilusión, con ganas de ser parte del barrio e intentar atraer a muchos turistas para que cada vez se conozca más Russafa. Desde Fierro proponemos actividades diversas que giran en torno a la gastronomía, la disciplina que nos apasiona, para que todo aquel que lo desee pueda disfrutar con y de ella.

 

¿Por qué Fierro Espacio Gastronómico y no Fierro Restaurante?

Necesitábamos más movimiento, versatilidad y emociones. Pensamos que un espacio dedicado a la gastronomía podía ser más interesante para la ciudad, por eso decidimos crear un local donde sucedan muchas cosas alrededor de su única mesa: cursos, talleres, cenas, catas y todo lo que podemos imaginar relacionado con la gastronomía se podrá encontrar en FIERRO.

 

Desde luego es distinto a todo lo visto hasta ahora en la ciudad, para empezar sólo hay una mesa. ¿Por qué?  

Primero y principal, las dimensiones del espacio eran perfectas para este concepto, y segundo, queríamos hacer algo muy personal y tratar a los clientes de cerca, muy de cerca, algo especial.

 

Habéis optado por una cocina abierta en la que os ven cocinar pero al mismo tiempo vosotros también observáis al momento la reacción del comensal. ¿Añade esto más presión a la hora de cocinar? 

La presión y la tensión en una cocina están siempre, pero es cierto que poder ver las reacciones de los clientes en primera persona es algo hermoso, nos da la posibilidad de comentar los platos y poder ver las reacciones de nuestros comensales, y ello favorece que se cree una complicidad muy interesante.

 

 Vuestra cocina se basa en el I+D. ¿Podríais contarnos un poco más acerca de ella?  

Nos encanta la comida internacional, y desarrollamos, por ejemplo,  el poder aportarle nuestro toque con los productos que nos ofrece el mercado y nuestros proveedores. La investigación nos ofrece posibilidades que luego testeamos en nuestra cocina, hasta lograr elaboraciones o platos que luego podemos introducir.

 

¿Tenéis algún ingrediente fetiche? 

A día de hoy un ingrediente que estamos investigando y trabajando mucho y sobre el cual estamos descubriendo nuevas técnicas de curado y cocciones es el cerdo ibérico 100% bellota.

 

En una cocina en constante evolución o desarrollo como la vuestra supongo que el menú irá cambiando constantemente. ¿Cómo y cada cuánto tiempo iremos encontrando nuevos platos o menús completos?

Queremos utilizar productos de temporada y poder hacer platos nuevos mes a mes. El objetivo es poder lograr obtener el mayor provecho de cada producto y al poder conseguirlo, cambiar, porque la constante exigencia es lo que puede sacar lo mejor de nosotros.

 

Fierro quiere dar cabida a todo tipo de actividades relacionadas con el mundo de la gastronomía. ¿Qué tipo de cursos y talleres vais a desarrollar?

Recientemente hemos incorporado a Eva Pizarro, y con ella todo el mundo del vino, Rául Jiménez aporta todo su conocimiento en el mundo de los fermentados, salazones y encurtidos. También estamos trabajando, por ejemplo, con una artesana de vidrio para el desarrollo de vajilla para utilizar en distintos conceptos. Podemos decir que estamos trabajando con profesionales que no son del sector en búsqueda de nuevas visiones para el mundo de la gastronomía; fotógrafos, diseñadores, ceramistas, etc.

 

Para finalizar una pregunta con algo de trampa, estando en Valencia. ¿Os atreveríais a deconstruir o a experimentar con una paella valenciana?

La mejor experiencia que podemos hacer con la paella valenciana es disfrutarla con amigos y una buena cuchara de palo.

 

 El menú de Fierro

Fierro ofrece un menú cerrado que consta de aperitivo, cuatro snacks, tres entrantes, un arroz, una carne, prepostre, postre y petit fours. Se trata de un menú diseñado de acuerdo a los productos que ofrece el mercado según temporada y que busca dar siempre una vuelta de tuerca en sus creaciones para ofrecer una propuesta atractiva.

 

¿Cómo se puede hacer una reserva en Fierro?

Fierro apuesta por las nuevas tecnologías en este campo. Para ocupar una de las doce plazas que ofrece cada uno de los servicios solo tienes que acceder al apartado de reservas de su página web (www.fierrovlc.com/reservas) y hacerte con tu ticket. Para plantear cualquier duda, se puede contactar por teléfono 96 330 52 44 o vía mail en reservas@fierrovlc.com.