Hello habló con el único presidente de LG no coreano

Con motivo de su vigésimo aniversario, LG Electronics España ha querido destacar la importancia de las pequeñas empresas en la economía nacional y para ello ha otorgado el galardón `Plan de Reconocimiento a Pymes del Canal Electro’ a la tienda Milar de Rafa Molins, reconociéndolo así la labor de este establecimiento que distribuye productos LG desde hace veinte años con notable éxito.

El mismo presidente de LG Iberia, Jaime de Jaraíz, se desplazó hasta Valencia para entregar en mano el premio al dueño del punto de venta.

Señor Jaime de Jaraíz, ¿cómo explica el presidente de LG Iberia que los españoles hayamos pasado en unos años de no conocer la marca a tener todo por lo menos un aparato de LG en nuestra casa?

Según los últimos estudios, ¡tenemos entre dos o tres aparatos LG en todos los hogares de España! Y es gracias a clientes como Milar y Rafa Molins. Empezamos esta aventura como marca en España hace 20 años y hemos crecido escuchando mucho a los clientes y dando productos muy innovadores. Si hablas, por ejemplo, de televisores LG es la única en el mundo capaz de fabricar Oled en grandes pulgadas, de hecho se la cedemos a otras marcar para que puedan comercializarla en sus modelos de gama alta; o también hemos sido los primeros en presentar un frigorífico totalmente transparente: le das dos toques y se vuelve transparente y no tienes que abrir la puerta para ver si tienes cerveza fría o no.

Todavía me suena casi a ciencia ficción…

Hace unos años sin duda sonaría a ciencia ficción pero ahora gracia a LG ya lo tenemos en el mercado y de forma masiva, porque nuestra lema es ‘life’s good’ y la vida tiene que ser buena para todo el mundo no para unos pocos, por eso cuando lanzamos un producto no lo hacemos para ciertos nichos privilegiados, lo hacemos para todo el mundo porque nosotros queremos democratizar la tecnología y que todos tengamos acceso a la mejor tele, al mejor frigorífico, al mejor teléfono, al la mejor lavadora…

¿Este premio responde un poco a esa filosofía al premiar más allá de una gran marca consolidada como Milar a una de sus tiendas en particular?

Efectivamente, porque aunque hay grandes compañías del Ibex y demás, la economía española del día a día se mantiene por los pequeños comercios, bares y tiendas con nombres propios y apellidos. Nosotros empezamos como una pequeña empresa, tratando a diario con pequeñas empresas y ahora que somos una gran compañía es el momento de ser agradecidos con aquellos que nos apoyado más que nadie que son los pequeños grupos de compra y las tiendas de barrio.

LG y Milar comparten ese espíritu del tú a tú. ¿Es complicado mantenerlo cuando te conviertes en una gran multinacional?

La celebración de los 20 años nos ha hecho mirarnos mucho a nosotros mismos. ¿Quiénes somos? ¿De dónde venimos? ¿Qué queremos ser dentro de otros 20 años? Todas esas cosas. Y ahí nos dimos cuenta que nuestro factor diferencial son todas esas personas como Rafa Molins de Milar, que hacen que un consumidor se vaya a casa totalmente satisfecho y vuelva al tiempo y le diga: “Oye Rafa quiero una lavadora como el frigorífico que me vendiste que va de maravilla”. En un mundo como el que tenemos tan desnaturalizado, es fantástico que sigan primando las relaciones personales.

Ahora que me dice lo de “va de maravilla” años después. ¿Es cierto que las grande empresas invierten gran cantidad de recursos en establecer una fecha de caducidad de sus productos?

Nosotros estamos en contra de la obsolescencia programada. Nosotros hacemos productos que duran más, porque además nosotros somos una compañía muy verde y el producto más ecológico es el que además de contar con todos sus componentes reciclables, es el producto que no se cambia. Nuestros frigoríficos están certificados para una vida útil de 20 años y las lavadoras 22. Somos la única empresa en el mundo que certificamos tanto tiempo y eso es una garantía para el consumidor.

Hablemos del futuro tecnológico. ¿Es cierto que el de LG está muy ligado a los coches eléctricos?

Nuestra gran apuesta es el mundo de la automoción. LG Electronics que es lo que todo el mundo conoce representa más o menos un 30% de todo lo que el holding LG. Tenemos industria química, textil, productos de belleza… En la parte de la industria química somos los número uno del mundo en la fabricación de baterías eléctricas y ahora con el auge de la automoción eléctrica es cunado se va empezar a conocer en mayor esa faceta de LG. De hecho dentro de muy poco veremos en España el Open Ampera, un coche 100% eléctrico con más de 400 km de autonomía y más del 60% de sus componentes es LG: baterías, motores, pantallas…

Otro de vuestros caballos de batalla del mañana son las pantallas flexibles. ¿Cuándo lo vamos a ver en la calle?

Eso ya. Dentro de nada vamos a tener teléfonos que se doblen, pantallas en nuestra ropa o televisores que podrás enrollar y meter en un tubo para transportarlo.

La última un poco más en primera persona. ¿Cómo se lleva eso de ser el único el único directivo no coreano que preside una de las subsidiarias de LG en todo el mundo? ¡Qué les das!

¡No lo sé! -risas-  Son muchos años de trabajo en LG, diez en España y dos en Canadá, y bueno es un orgullo y también una responsabilidad porque también me gustaría abrir el camino para que otros no coreanos dirijan la compañía en sus países, porque como hemos comentado presumimos de ser un empresa también local y el conocimiento de tu propio mercado es muy importante para nosotros.