El Consejo de Patrimonio Histórico, donde está representado el Ministerio de Cultura y las Comunidades Autónomas, ha ratificado la decisión de que España presente la candidatura de la fiesta de las Fallas valencianas a ser declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Este organismo internacional estudiará y, si procede, aprobará la propuesta de incluir las Fallas en la lista de Patrimonios Inmateriales de la Humanidad en su asamblea anual que tendrá lugar en noviembre de 2016. En declaraciones de Pere Fuset, presidente de Junta Central Fallera “se abre ahora todo un año para dar a conocer los valores patrimoniales que reúnen las Fallas, donde la fiesta y la cultura son la expresión del sentimiento de todo un pueblo”.

La candidatura no sólo incluye a las fallas de la ciudad de Valencia sino al conjunto de poblaciones donde se vive esta fiesta, por eso mañana sábado, Gandia acogerá un encuentro de las juntas locales falleras donde la Junta Central Fallera informará del contenido de la candidatura y de los pasos a seguir. Para Fuset “lo más importante es que se aproveche este año para hacer piña, generar el mayor consenso social entorno en la fiesta, y aprovechar la oportunidad para difundir todos los elementos propios de la fiesta fallera”. Esta candidatura supone una gran oportunidad para la gran fiesta de Valencia y su imagen a nivel internacional. Fuset ha querido reconocer también el trabajo realizado hasta el momento por la Conselleria de Cultura y por “muchos falleros y falleras, destacando a las anteriores directivas de JCF” en el camino que ha traído la candidatura a su confirmación oficial.