Esa gente que dice: ‘expones tu vida en las redes, lo cuentas todo…’ ¿Qué clase de vida tiene? ¿Para qué están entonces? ¿Para espiar a los demás desde la sombra? ¿Para compartir frases de Coelho?

Si creen que esos pequeños retazos que cuelgas son TODA TU VIDA, la suya debe ser un poco ful. No amiguetes. Será una parte, lo que quieres mostrar, y con quién te apetece. Para eso están los filtros de privacidad y el sentido común. Es más, animo a que todos y en especial los padres, les cojan el gustillo porque es estrictamente necesario.

Acabo de entrevistar a dos cracks de las tecnologías, que aseguran en su libro:  ‘Los nativos digitales no existen’ y estoy totalmente de acuerdo. En su libro argumentan que haber nacido en los comienzos de la Era Digital y usar el móvil como posesos, no significa que nuestros niños sean expertos en el tema. De hecho internet y las redes son un campo de batalla, que bien usado puede ser la bomba, pero los padres debemos estar en primera línea con ellos. Acompañarles, enseñarles y guiarles.

Yo así lo haré, por ellos y por mi, para que las usen bien y porque me gustan las redes. Porque cuando tu hija desmonta Disney en una frase y te jubila a la madrastra de Blancanieves, hay que compartirlo: “No entiendo por qué se empeña en matarla, podría jubilarse y compartir el castillo”. Ese comentario no me lo puedo quedar para mi.

O cuando viajas, ves cosas maravillosas y te gustaría que todos estuvieran allí contigo. Hay que compartirlo.

Cuando estás enjuagándote tus ‘conjuntivíticos’ ojos en manzanilla, mientras bebes Coca-cola y te equivocas y pegas un trago a la manzanilla con tropezones legañosos… Tienes que compartirlo (si quieres con quien quieres).

O si te ves mona, incluso tu hij@ está espectacular en una foto (en este caso con sus precauciones). Tienes que compartirlo.

La humanidad no puede dejar de saber que tu niño de 5 años tiene ‘miedo a la vida porque se acaba’ y que cree que ‘Dios cuando estaba vivo se casó con una tal Eva’.

En fin que si se usan bien las redes, e internet son una fuente de humor, amor y conocimientos. Solo hay que saber filtrar y tener algo de criterio, el mismo que tienes para el día a día.

¿A que ahí va a estar el problema? Quien no lo tiene en versión real-life, tampoco lo tendrá ‘on line’. Catetos reales, catetos digitales.