Pixar. 25 años de animación se podrá ver en el Museo de las Ciencias Príncipe Felipe desde el 2 de junio hasta el 30 de agosto. Con ella se pretende llamar la atención sobre los retos que plantea el ordenador a partir de algunas de las películas más memorables del estudio. La exposición repasa los principales hitos técnicos y artísticos de la compañía desde sus primeros cortometrajes en la década de los ochenta.

La exposición incluye gran cantidad de bocetos y dibujos que son necesarios para crear las escenas. En total cuenta con 400 piezas entre dibujos de técnicas diversas, colorscripts, maquetas, vídeos e instalaciones. La muestra, además, reserva un espacio final a los cortometrajes de la compañía, trabajos esenciales para el desarrollo de nuevas tecnologías en la animación y nuevos lenguajes artísticos. 

Otros dos ámbitos que no dejarán al visitante indiferente son Artscape, que permite vivir el proceso artístico de creación de las películas, y Zoótropo, que explica de una manera muy didáctica los principios básicos en los que se basa la animación.

En tan solo un cuarto de siglo Pixar se ha convertido en un símbolo del talento y la innovación en el cine de animación, ámbito que ha revolucionado mediante el uso de las tecnologías más avanzadas. Pixar. 25 años de animación llama la atención sobre los desafíos que plantea la animación por ordenador. 

Una docena de películas sirven de ejemplo para explicar, de manera pormenorizada, el proceso de producción. Las ideas y las palabras iniciales se transforman en dibujos y, después, en modelos digitales. Al final todo ello lleva a un mundo repleto de sonidos, texturas, música y luz.