Suits: La Clave del Éxito es la serie que os vamos a recomendar esta semana. Aunque parezca contradictorio, uno de los grandes puntos a favor que tiene esta serie es que se trata de una perfecta comedia dramática. Logra hallar el equilibrio entre los momentos de tensión y los de distensión, algo muy poco común en las series de televisión. En Suits se logra crear una muy buena sintonía entre los personajes, aunque es cierto que hay algun que otro momento difícil pero sobre todo reinan las escenas de humor. Un humor que no cansa y que sabe servirse en las dosis adecuadas para que no aborrezca ni le quite peso o caché a la trama. La cual, por cierto, no es muy compleja y es bastante digerible.

A grandes rasgos, la serie trata de un joven, llamado Mike Ross, que fue expulsado de la carrera de Derecho pero que logra sorprender a uno de los abogados más “tiburones” y despiadados de Manhattan, Harvey Specter. Specter le contrata por su ingenio y por su memoria fotográfica y poco a poco se va formando una pareja alumno-maestro que hace que su bufete mejore y comience a ganar casos. No obstante el pasado de Mike Ross le persigue y su mayor miedo es que le desemascaren.

Pero quizá su mayor virtud es que pese a ser una serie de abogados, no se hace tediosa y su ritmo es muy dinámico. Las relaciones personales y los casos, muy simplificados para que no nos perdamos, logran enganchar. Muy recomendada para disfrutar en compañía.