En Toni Sánchez todo es energía. Artista, presentador de eventos, viajero incansable y publicista; no hay proyecto que pasado por sus manos no se convierta en un éxito. A pesar de su sonrisa fácil, lo que más destaca es su inteligencia y meticulosidad . 

Empieza estudiando Derecho que abandona en el tercer año de carrera y se pasa a Diseño gráfico publicitario en Artes y Oficios. Posteriormente se involucra en una producción musical internacional que le lleva a residir unos años en Estados Unidos con constantes viajes por todo el mundo. Descubre el pop-art y queda fascinado por las obras de Roy Lichtenstein y su técnica de puntos Benday.

Comienza entonces a trabajar realizando obras Pop-art en formatos medianos y realizando sus primeras exposiciones en Valencia. Artista incansable, evoluciona cada vez a mayores formatos y perfeccionando increíblemente el trabajo con los puntos Benday. Sus últimas obras muestran un dominio absoluto de la técnica.

Ahora las obras de Toni están solicitadas en varias galerías de Estados Unidos y Europa. Expone en Nueva York junto a obras de Andy Wharhol o Damien Hirt y sus cuadros se reproducen en todo tipo de soportes, desde vinilos hasta fundas de móviles. 

Encuentro a Toni en una cafetería entre viaje y viaje con apenas un par de horas de descanso. Su estudio está vacío porque sus obras están repartidas entre Nueva York, Marbella, Madrid e Italia. Diez preguntas rápidas para conocer a Toni Sánchez.

-Toni, Como pasa un estudiante de Derecho y de Diseño Gráfico Publicitario a exponer por todo el mundo?

Estudiaba Derecho y en 3er curso descubrí que me aburría soberanamente. Lo mío era crear y decidí dejar Derecho en ese curso, cambiando totalmente y pasando a estudiar Diseño Gráfico Publicitario, que me dejaba paso a la creatividad, aunque yo iba más allá de lo que se impartía en clase. A partir de ahí, todo ha sido una evolución, al mismo tiempo que un desarrollo de técnicas en plan autodidacta, sabiendo aprovechar el momento oportuno para poder llegar a éste punto donde mis cuadros están por todo el planeta.

-Cuando descubres esta vocación?

Toda la vida he pintado. Desde pequeñito… siempre dibujando, siempre pintando, siempre creando. Con el paso del tiempo, he visto que me es rentable, y dedicando mucho tiempo a la pintura, me satisface en todos los aspectos. Conservo dibujos, caricaturas, cuadros, etc, que pinté hace milenios. Y me hace gracia verlos tiempo después.

-Como descubres a R. Lichtenstein?

Viviendo en Estados Unidos, cuando estaba trabajando con el tema del show business. Cayó en mis manos información de su obra y me fascinó desde el primer momento, tanto por la belleza de las mismas como por la dificultad en su ejecución. Lo vi, lo analicé, y decidí igualarlo o mejorarlo. Años después, estoy exponiendo en Nueva York a escasa distancia de su estudio con pleno éxito, aceptado por el exigente mercado Norteamericano, y muy considerado al mismo tiempo.

– Cuanto tiempo dedicas a pintar?

Muchísimo, pero esto no va por horas. Va por inspiración, por ganas, por motivación y por satisfacción. Hay veces que me tiro una o dos semanas inmerso en la pintura, y luego no toco un pincel después en otras dos semanas. Esto es como el que compone música; de repente tienes la necesidad y las ganas de crear.

– Diurno o nocturno para trabajar?

Ambos, pero prefiero la noche para pintar. No suena el teléfono, no hay ruidos, la concentración es absoluta, buena música acompañando… la noche es perfecta. Es cuando más horas le dedico a pintar y suelo terminar muy tarde.

– Cuánto hay de inspiración y cuanto de trabajo?

A medias. La inspiración es lo primero, pero si no hay un buen trabajo posterior, no sirve de nada. Puedes tener una idea genial, pero si no le dedicas trabajo, por muy buena que sea, nunca verá la luz. Una complementa a la otra. Y a la inversa: si eres un gran trabajador con ganas, medios y tiempo, pero no tienes una buena inspiración, una buena creatividad, de nada te sirve.

-Rasgo de tu carácter q mas te define? 

 Empeño.

– Qué supone la reproducción de tus obras en otros soportes?

Me gusta. Hasta el momento, todas las reproducciones que se están haciendo en diversas partes del mundo con mis obras (y con mi autorización, obviamente), están estupendas. No me puedo quejar.

– Aceptarías trabajos por encargo?

Ya estoy en ello. El mercado es así, pero por suerte, los encargos que me hacen me gustan y me dejan libertad de interpretación y desarrollo, de modo que mi creatividad o inspiración forman parte y así no es un encargo al 100%.

– Como te ves en un futuro?

 Sin parar de pintar.

– Un sueño

Complicado. Tengo muchos, que se van realizando poco a poco, sobre todo cuando menos te lo esperas. No me puedo quejar, pero aún me quedan un puñado de sueños por cumplir. Lo que pasa es que no me gusta comentarlos por anticipado… es una manía. Prefiero hacerlos públicos cuando ya se han materializado. Por ejemplo, cada vez que iba a Nueva York veía obra de Warhol en los escaparates de las principales galerías de arte. Hoy en día, en una de esas galerías, de las más prestigiosas de Estados Unidos, se han sustituido los Warhol por mis pinturas. Ahora estoy yo en el escaparate y eso me emociona. Antes eso era un sueño; ahora, es una realidad documentada y tangible.

El resto de sueños, te los iré contando conforme se vayan cumpliendo  🙂

 

No hay tiempo para más. Nuevos proyectos con la Copa América y varias exposiciones en breve le llevan a aprovechar cada minuto. Suerte, amigo.