Empiezo esta sección desde Bruselas porque es la capital más céntrica de Europa además de por ser sede del Parlamento Europeo, lo que le confiere un ambiente muy internacional. Bonjour!, me recibe el camarero al entrar en un bohemio café de Les Marolles, mientras hojeo un periódico en flamenco escucho a una pareja que comenta sus cosas en alemán. Tres idiomas oficiales más el inglés se hablan en esta ciudad!  

Si te preguntara que me dijeras 3 cosas famosas de esta ciudad. Probablemente me responderías: el Atomium, Tintín y el chocolate belga. Pero quieres que te cuente alguna cosa más que puedes hacer en Bruselas?. Vamos a ello.

1Nada más llegar dirígete a la Grand Place, impresionante con sus edificios clásicos de estilo flamenco. Siempre se lleva acabo alguna actividad allí. Desde los mercados de flores en primavera hasta los festivales de Ars música o el Jazz Maratón que se celebra en mayo. Muy cerca tienes el Hard rock Café o la tienda de Tintín. Mugs, postales, todo sobre el héroe de Hergé. Si te interesan mucho sus aventuras puedes visitar el museo de la bande dessinée (comics) donde encontrar hasta alguno de los primeros ejemplares publicados como “Tintín en el país de los Soviets”.

2Saliendo de la G. Place para hacerte la foto con el pequeño Manneken Pis detente a observar de cerca la multitud de grafittis de comics que vas a encontrar en estas calles. Banksy estaría orgulloso de estos artistas!

3Si te ha entrado hambre, puedes probar uno de los platos más típicos, les moules frites (mejillones) que los belgas cocinan de multitud de formas diferentes y que puedes acompañar con una copa de Kir, vino mezclado con licor de Cassis. Para finalizar como no, Chocolate. De todas las formas posibles,sobre un gofre, muy baratos en el centro, o si eres un gourmet animate a probar las numerosas degustaciones que ofrecen las pastelerías de la plaza Grand Sablon hasta encontrar el tuyo.

4Tu ruta puede seguir por la vertiente tranquila del paseo por los parques, el Palacio Real y las exposiciones o exhibiciones temporales, ahora mismo tienes una sobre el Hundimiento del Titánic donde puedes observar todos los detalles de la fatídica travesía del insumergible trasatlántico. También puedes optar por encontrar una joya en el mercadillo de ropa de ocasión de la Place de Jeu de Balle. Finalmente te recomiendo contemplar la caída de la tarde desde un punto de vista diferente y poco turístico como es el Mirador de Bourse.

5Después de cenar puedes tomarte una pinta como la extraña “petite mort” aromatizada con fresa o frambuesa, de la larga lista que te ofrecen en uno de los locales más vintages del centro como es el pub “Delirium Café” en Impasse de la Fidelité. Tras las cervezas  puedes cerrar este largo día escuchando las nuevas tendencias musicales en la sala de conciertos de Botanique.

Todavía te queda algún día más en Brussels?. Pues no lo dudes, cógete el primer tren para ir a visitar sus bellos pueblos cercanos, Gante y Brujas no te defraudarán.

À bientot!