Si, ya sé que queda un poco lejana la caída del Muro de Berlín, Gorbachov y el final de la URSS, pero es que la mezcla de ambiente gris soviético pasando por el oropel zarista hasta la modernidad del diseño actual moscovita, captan a cualquier turista que busca un lugar distinto donde pasar unos días. Te cuento cosas que hacer?. Da(si), vamos allá Tovarich(señor) y de paso te enseño alguna palabra en ruso. Priviet(por favor).

Lo primero cuando ya has llegado a la ciudad tras coger el tren expreso desde uno de los tres aeropuertos internacionales, es maravillarte con su metro. Uno de los más antiguos de Europa y también de los más bellos. Dedica tiempo a visitar sus estaciones. Verdaderos salones de grandes palacios, como por ejemplo, Mayakokvskaya, con sus lámparas de araña y sus mosaicos que representan para promoción del comunismo, la historia de los soviets o esculturas bolcheviques como las que encuentras en la parada de Plóshad Revolútsi. Por cierto, está todo en alfabeto cirílico así que calma y para empezar, te doy una pista: perejod significa transbordo.

Salimos por la parada del centro, al lado de la Plaza roja y nos ponemos culturetas para admirar la fachada del teatro Bolshoi, la cuna de la ópera y el ballet como el Lago de los Cisnes. Siempre hay un ambientillo curiosete, tenderetes de venta de matrioshkas,las famosas muñecas rusas, gorros de marta del ejército ruso, panecillos… Cerca te topas con el hotel Metrópoli, referente del art-nouveau, donde Lenin pronunció alguno de sus grandes discursos.

Te acercas a la zona de Kitái Gorod, allí encontrarás la espectacular Plaza roja. 500 metros de largo y 150 de ancho, lugar ideal para recibir los grandes desfiles de la era soviética y donde, desde 1924 reposan los restos del famoso líder ruso. Te lo recomiendo,resulta cuanto menos bizarre observar a Lenin aunque solo te dejen unos segundos,un señor que según dicen ellos no han embalsamado, creando esa aureola de mito, pero lo cierto es que hay partes de su cuerpo que tienen el aspecto de ser de cera.

Si miras desde el centro de la plaza ves a un lado los grandes almacenes Gum donde encontrarás recuerdos curiosos sobre todo en Shaltai Boltai en la 3ª planta,la icónica iglesia de San Basilio con sus cúpulas bizantinas de colores y el grandioso Kremlin. Bajo esta muralla y cerca de la puerta por la que entró Napoleón siglos atrás, además de haber un Mc Donalds que causa furor entre los rusos, puedes observar el “paso de la oca” que dan los marciales soldados del cambio de guardia junto a la tumba del soldado desconocido. Ya tienes hambre?. Da?, dos opciones:

1.Honest(10/3 Stoleshnikov Pereulok) de platos típicos del país.

2.Bolshoi by Novikov´s(Petrovka ulitsa(calle) comida más elaborada en un restaurante famoso.

Repuesto y ready para seguir?. Pues a visitar el Kremlin, centro político donde tal vez se encuentre Putin en ese momento atendiendo algún premiere extranjero y vasto palacio totalmente fortificado visible desde muchas partes de la ciudad. En su interior se esconden grandes tesoros como el Senado, el Museo estatal de historia, la gran campana del Zar … Es bello ver desde el otro lado del río como el sol hace brillar las cúpulas doradas de estas edificaciones.

Cuando salgas casi se te hará de noche,puedes elegir por tomar algo en el Bar Rose(20,Bolshaya Dmitrovka)para seguir  con una vuelta por Úlitsa Varvárka, hasta llegar a la iglesia de Santa Bárbara regresando finalmente a los imperiales Jardines de Alejandro.

La presencia stalinista se intuye por toda la ciudad, el Ministerio de asuntos exteriores, la universidad o el gris edificio de loa extinta Kgb, incluso este líder de bigote prominente quiso construir una gran escultura de su ser para rematar el más alto rascacielos moscovita. Suerte que no se realizó y actualmente es una imponente catedral.

La nueva Moscú, parte de la plaza Pushkin, donde está el café del mismo nombre, uno de los más conocidos de la ciudad. Además cuentas con una de las pinacotecas más importantes del mundo, la Galería Tretiakov. Si de arte hablamos, una curiosidad, Zamoskvoréche. Cercana al rio, fúe la fabrica de chocolate de Octubre Rojo, pero ahora cuenta con cafés, galerías y talleres de fotografía.

Aunque ahora la tendencia son los novedosos Muppies, si todavía te consideras un hipster de pro, unas recomendaciones:

  1. Strelka (Bersenevskaya nab. 5)
  2. Mandarin (Malij Cherkasskij Per, 2)
  3. Lumiere

Y ahora una recomendación especial,si quieres descubrir el auténtico espíritu soviético del telón de acero y la carrera espacial sesentera, no lo dudes, bajate en la parada VDNKh,(50 cent de rublo)cerca de Prospekt Mira.

640px-Carrera espacial - Moscú I

 

 

Tras andar unos metros te topas con una estela de titanio remata por un cohete espacial. Se trata del Monumento a los Conquistadores del Espacio de 1964. Para flipar! altosrelieves y bustos de los principales hitos comosnaúticos, Gagarin, la perrita Laika…

Cuando te recuperas un poco de tamaña grandeza aerospacial desembocas  en el CPE (Centro Pan Europeo ), un recinto con espacio superior a los 2 millones de metros cuadrados donde antaño, desde 1935, se exponían los logros de la economía, la ciencia y la cultura rusas. Hoy puedes visitar una serie de pabellones que aun resisten, con su decoración comunista trasnochada y grandilocuente, convertidos hoy en su interior en tiendas de electrónica y telefonía.

Al salir al exterior se llega al climax freak. Feria de atracciones convive con estos edificios, aviones antiguos, monumentos de naves espaciales e imitaciones de maquinas de vending de refrescos americanas pero de Boda(Agua) a la rusa. Toda una explosión de color, rojo sobre todo.

Spasivo y Do svidaniya Moscu !

Mas info en:

visitamoscu.com

cafe-pushkin.ru

lumiere.ru

gum.ru