Sus ciudades, su idioma, su comida…todo nos fascina de Italia, por eso, este puesto nos ha encandilado. Marcella, una bella mujer de origen napolitano, es el alma de La Despensa de Italia, un apetitoso puesto ubicado en el Mercado Central de Valencia, cuyos productos son auténticamente italianosUn auténtico pedazo de Italia en Valencia.

IMG_20150618_122242

La gran protagonista es, sin duda, la pasta fresca rellena. Encontramos hasta 12 variedades distintas dependiendo de la estación. La ricotta es el ingrediente principal, pero todas ellas sorprenden y hacen la boca agua: queso ricotta y pera caramelizada (la variedad más vendida), queso mascarpone y nueces, sabor de mar (gamba y vieira), calabaza, tres quesos, foie de pato, scamorza (queso ahumado) y berenjena, queso ricotta de búfala y hojas de espinaca, queso ricotta y castaña, bacalao, queso ricotta y trufa, queso ricotta y castañas. ¡Nos volvemos locos! ¡Esto es el paraíso de la pasta!

IMG_20150618_172041

No aguantamos y probamos, cruda, la variedad de pera caramelizada. Incluso sin cocinar es deliciosa. Ya cocida (la cocinamos en cuanto llegamos a casa) es, un regalo para el paladar. Esto es auténtica pasta.

El precio medio de la pasta es de 4,75 euros el cuarto, cantidad necesaria para dos personas. Se vende por peso, o bien por raciones. La variedad más cara es la de relleno de foie de pato, que ronda los 29 euros el kilo.

IMG_20150618_122144

Para acompañarla, Marcella aconseja simplemente aceite, pues la pasta tiene tanto sabor que no necesita condimentos. Se puede acompañar también con salsa al gusto (aquí podemos comprar salsa negra de sepia, salsa de tomate o salsa napoletana entre otras) o bien elaborar una salsa particular: fundir mantequilla con una hoja de salvia, su consejo personal.

IMG_20150618_121331

El puesto también ofrece pasta seca italiana, pero distinta a la que podemos comprar en el supermercado, pues, por ley, en Italia la pasta seca se elabora con sémola de trigo de grano duro, que tiene más sabor y calidad que la de grano tierno, con la que se fabrica la mayoría de pasta que se vende en España.

IMG_20150618_121512

No podemos pasar por alto los quesos, otro de los tesoros de Marcella. Encontramos variedades de queso fresco: mozzarella de búfala, ricotta, burrata, mascarpone, scamorza o provolone (buenísimo fundido). Entre los quesos curados: el clásico parmigiano reggiano, grana padano o pecorino romano (no es fácil de encontrar y con vino es exquisito).

IMG_20150618_121531

Otros productos a destacar son el acetato balsámico de módena, los pomodorini (tomate cherry entero envasado), el tomate seco, la harina de sémola (para hacer pasta artesanal, más amarilla que la nuestra y de grano duro), el aceite de trufa blanca, la piadina de pan plano o las bases de pizza artesanales. Como amantes de la pizza, nos interesamos por ellas. Amasadas a mano, se venden envasadas al vacío, listas para meter al horno durante 4 minutos con los ingredientes al gusto. Su precio es de 2,60 euros. ‘Tengo clientes que con estas bases, ya no cenan pizza fuera de casa’, asegura la italiana.

IMG_20150618_122411

Llaman especialmente nuestra atención los dulces: se trata de pasteles típicos napolitanos para el café. En verano, se venden rellenos de chocolate, en invierno (para que no se estropeen con el calor) rellenos con queso de oveja. ¡Qué apetecibles!

IMG_20150618_122225

Marcella nos asegura que la cocina italiana es conocida, pero el auténtico producto italiano es muy variado y no es tan conocido. Nos recomienda, el que según ella, es el mejor restaurante italiano de Valencia: ‘La Cantinella’ (http://lacantinellarestaurante.com/). Después de tanta delicia, estamos deseando visitarlo.