Hoy os invitamos a conocer un puesto muy especial, sin duda, al menos para nosotros, el más original de Valencia. Ubicado en el Mercado de Ruzafa, ofrece cantidad de tipos de algas marinas (en su mayoría frescas pero también deshidratas) plantas halófilas y setas.

IMG_20150604_115538

Detrás de esta original idea está Javi, un joven topógrafo, especialmente agradable y apasionado por su trabajo, convertido ahora en especialista en algas. Javi es la única persona que vende algas marinas frescas en un mercado. Ni en Valencia ni en el resto de España econtraréis un puesto similar. ‘No sabía que había tantas personas que consumieran algas. Era una idea arriesgada, pero finalmente decidí comercializarlas’, nos cuenta. Encantador, nos explica incansable las características de todo lo que vende y nos da a probar todo aquello que ofrece su puesto.

Tomad nota porque os presentamos sus nombres y características: Codium (muy sabrosa en sofritos para pasta), Lechuga de mar (se utiliza para envolver ingredientes como los saquitos de verdura), Nori (se vende en tableta deshidratada para hacer sushi), KombuMusgo estrelladoLechuga de mar, PistillatoEspagueti de mar o Wakame (la más conocida por su uso en la cocina oriental). Todas llaman nuestra atención, y las probamos: son ligeras y sabrosas, algunas dejan sabor a mar, otras, las más suaves, a verdura.

IMG_20150604_121728

Son consideradas ‘verduras de mar’, ya que su uso en la cocina es prácticamente similar al de las verduras: se comen frescas en ensalada, licuadas o hervidas. Los platos y recetas que permiten elaborar estas plantas son infinitos, nos quedamos con el arroz cremoso escabechado de algas y lenguado del cocinero Vicente Patiño, chef de Saití.

IMG_20150604_120417

Las algas permanecen envueltas en sal. Javi las riega a diario, como si fueran plantas, para conservar su humedad y así lograr que aguanten frescas entre 6 y 9 meses. Provienen en su mayoría de Galicia y su precio ronda los 1,90 a 2,90 euros los 100 gramos.

IMG_20150604_114027

Sus propiedades os van a sorprender: las algas aportan fibra, proteínas, minerales, calcio y hierro. De hecho, los Espaguetis de mar contienen 10 veces más hierro que las legumbres, y el Wakame, 10 veces más calcio que la leche. ¿No os parece increíble?

Respecto a las plantas halófilas (vegetales que crecen en terrenos salinos como dunas, marjales o salinas) podemos comprar brote de hierba de Rocío, ideal para ensalada o para arroz, o Espárrago de mar, salado y suave, muy sabroso si se cocina hervido con limón.

IMG_20150604_121454

También encontramos otros productos como pasta con algas deshidratada (sólo necesita 3 min. de cocción) o botes de Tartar de algas, elaborados con Lechuga de mar y Espagueti de mar mezcladas con alcaparras y cebolla picadas. Lo hemos probado untado en pan y ¡está para chuparse los dedos!. Y para los paladares más exquisitos, lo último: esferificación de Wakame en forma de perlas. Sólo con verlas queremos probarlas. Todo un éxito.

IMG_20150604_121537

Llaman especialmente nuestra atención las verduras mini (ideales para decorar) como zanahorias o calabacines, y las preciosas flores comestibles con las que convertir los platos más gourmet en auténticas obras de arte. Del jardín , a tu mesa. Eso sí, cuidado, probamos una de ellas, la llamada flor ecléctica, y la sensación es para valientes: sentimos un cosquilleo en la lengua, un sabor amargo,se nos duerme la boca…una explosión sensorial. ¿Te atreves?

IMG_20150604_121107