Actualmente nos encontramos frente a una gran multitud de dilemas. Ha empezado el nuevo año y, para no perder la tradición, nos hemos pasado con las comidas y las cenas, hemos olvidado el deporte y prácticamente tenemos pocos euros en el bolsillo para disfrutar de las rebajas. Pero no hay que agobiarse porque la cuesta de enero la vamos a subir corriendo. La fuerza de voluntad es la clave para estar en equilibrio mente y cuerpo. Para ello, primero debemos desintoxicar el cuerpo de todos los excesos, y no hay mejor forma de hacerlo que con las dietas nutricionales detox de Planet Diet.

Las dietas de Planet Diet son programas nutricionales basados en la cocina macrobiótica y enfocados a depurar el organismo. El objetivo principal es eliminar toxinas, vitaminar y mineralizar el cuerpo, alcalinizar el organismo manteniendo los niveles apropiados del PH corporal y controlar el peso.

La dieta está compuesta por cinco preparados culinarios 100% cocinados y texturizados para tomar a lo largo del día. Aporta un “descanso” al sistema digestivo, mejorando su funcionamiento y ayudando a contrarrestar muchos de los excesos alimentarios que actualmente perjudican nuestra salud y bienestar. Planet Diet cree firmemente que la nutrición es un elemento fundamental en nuestras vidas. Pretende acercar a las personas, de modo fácil y cómodo, todos los beneficios de su alimentación, con la intención de ayudar a reponer el cuerpo, comer conscientemente  y equilibrar el organismo en lo físico, psíquico y emocional. Blanca Galofré, la dietista y coach nutricional de Planet Diet, nos recomienda diferentes prácticas para compensar los excesos de la Navidad y recuperar el buen estado de salud que se tenía antes de las Fiestas.

Planet Diet

10 CONSEJOS DETOX PARA EMPEZAR EL AÑO 

1.      Suprimir el alcohol. El alcohol tiene muchas calorías vacías, que no aportan nada a nivel nutricional. Tras haber abusado un poco de él durante estos días, lo mejor es suprimirlo de nuestra dieta durante un tiempo.

2.      Incrementar el consumo de líquidos. Blanca Galofré recomienda beber aproximadamente dos litros en forma de agua, caldos, infusiones o té verde  al día para ayudar a depurar el organismo y eliminar las toxinas del cuerpo.

3.      Prescindir de azúcar y de bebidas azucaradas. Algunos refrescos, como las colas o los zumos envasados, contienen una gran cantidad de azúcares artificiales añadidos que suman calorías sin aportar ningún contenido nutricional.

4.      Incrementar el consumo de verduras y frutas. Son alimentos saciantes, ricos en fibra y de bajo aporte calórico. Se recomiendan sobre todo los frutos rojos, las manzanas, las peras, las cerezas, el plátano y también los espárragos, las alcachofas, las espinacas, los berros, las cebollas y los calabacines; es decir los vegetales de época y quilómetro cero.

5.      Bajar al mínimo o suprimir el consumo de carnes grasas, en especial rojas,  embutidos  y quesos durante unos días. Son altas en grasas saturadas y colesterol. Tras haber comido en exceso durante la Navidad, ahora toca optar por otro tipo de alimentos como, por ejemplo, el pescado.

6.      No olvidar las legumbres y cereales completos que aportan proteínas, fibra e hidratos de calidad. Destacan por su alto contenido en proteínas, hidratos de carbono y fibra, por lo que deberían ser un alimento imprescindible en cualquier dieta. Además, tienen un bajo nivel en grasa y son muy ricas en vitaminas y minerales.

7.      Prescindir de salsas preparadas. Este tipo de alimentos llevan productos químicos, conservantes, saborizantes, azúcar y sal, nada beneficiosos para nuestro organismo y que aumentan nuestro apetito.

8.      Utilizar la cronoalimentación y comer y tomar varias veces y menos cantidad al día. Potenciar los alimentos que sean más convenientes en cada ocasión y adaptarlos a las necesidades de nuestro organismo nos evitará devorar en la comida siguiente y picar entre horas.

9.      Preferir los alimentos orgánicos, bio y eco. Son aquellos productos que no han sido tratados con ningún tipo de pesticida o producto químico que no sea natural; que han sido cultivados respetando los ciclos propios de la naturaleza y, por supuesto, que no son transgénicos –no han sido modificados genéticamente–­. Aportan más vitaminas que el resto de alimentos y, por lo tanto, son beneficiosos para el organismo.

10.  Incluir un plan detox en nuestra alimentación. Según objetivos, una, dos o tres veces al mes podemos realizar un plan detox. En este sentido, Planet Diet propone cinco programas nutricionales diferentes basados en la cocina macrobiótica y enfocados a depurar el cuerpo: el plan One Day, con cinco preparados para depurar el cuerpo en un día; el Plan Básico, que proporciona un descanso de 72 horas para el organismo; el Plan Intensivo, de seis días de depuración; el Plan Intermitente, que permite combinar los preparados Planet Diet con una dieta de base macrobiótica y hacer un plan detox menos rígido; y el Plan Balance, que permite cubrir la comida del día que más le cuesta al consumidor de forma saludable.

Además, la nutricionista recuerda que hay otros elementos a tener en cuenta a la hora de cuidarse: Galofré señala la importancia de descansar adecuadamente, ya que la falta de sueño altera el organismo, y recalca que hacer ejercicio suave de forma regular es imprescindible para activar nuestro metabolismo y poner en funcionamiento el sistema cardiovascular.

planet diet