Se acaba el verano, y con él los pequeños caprichos económicos que nos permitimos para pasar unas vacaciones inolvidables. El mes de septiembre no solo trae la rutina y las obligaciones, sino que puede convertirse en la segunda “cuesta de enero” para muchas familias que tienen que hacer frente a los gastos de la “vuelta al cole”.

Basándose en esta preocupación de la sociedad, la empresa Wiquot.com, gestor inteligente de finanzas personales y facilitador del ahorro familiar, ha elaborado diez consejos fundamentales para controlar los llamados “gastos hormiga” (pequeños gastos que al final afectan considerablemente a los ingresos) e incrementar el ahorro. Un decálogo esencial para todas aquellas familias que quieran vivir sin pensar en fin de mes:

1- Fijar un presupuesto: una cantidad mensual que se destine a los caprichos de las familias como puede ser ir al cine, cenar fuera de casa o escapadas. Una forma eficaz de controlar el gasto.

renault clio LIMITED 620×250

2- Marcar una cantidad para el ahorro: es muy importante que te marques la cantidad mensual que quieres ahorrar. !Debes de ser estricto y no caer en la tentación de abusar de los caprichos!

3- Realizar pagos en metálico:  las tarjetas de crédito nos vuelven locos y no controlamos lo que gastamos hasta que vemos la cartilla a final de mes…Por eso, paga en metálico y serás consciente de lo que te vas a gastar y si es realmente necesario.

4- Marcar un objetivo de ahorro que proporcione satisfacción personal: la motivación de contrar el gasto puede aumentar si tus objetivos para ahorrar son metas personales como un viaje, un máster o comprarte ese coche que ves en los anuncios.

5- Hacer la lista de la compra y cumplirla: cuando vamos a comprar sin lista nos paramos en todos los pasillos y cogemos ese chocolate que tanto nos apasiona o esa tarta tan deliciosa que ves en los congeladores…La solución perfecta es hacer la lista de la compra y ceñirte a ella.

6- Hacer un registro de gastos: si sabes cuánto y a qué destinas el dinero, será mucho más fácil ajustarse al presupuesto y ahorrar más o menos en esos caprichos tontos de cada mes. ¡A lo mejor te llevas una sorpresa y puedes comprarte esa camiseta que ves todos los días en el escaparate!

7- Prudencia en el arranque del mes: una vez cobramos la nómina, el dinero nos quema en las manos y decimos que tenemos suficiente para gastar en todo aquello que deseamos en el momento. Es muy importante controlarse, porque luego llegan las complicaciones a finales de mes…

8- Detectar qué gastos se pueden evitar: el café con las amigas, las pizzas deliciosas de debajo de casa para cenar… Pequeños gastos diarios que pueden evitarse y que sin darnos cuenta reducen nuestro nivel de ahorro. ¡Seguro que la pizza casera que puedes hacer en casa está igual de exquisita!

9- Cumplir los objetivos: es clave cumplir nuestros propósitos. Así que ten en cuenta que el esfuerzo tiene sus consecuencias y que el ahorro te permitirá hacer esa escapada romántica con tu pareja.

10- Pagar sólo por lo que se utiliza: muchas veces tenemos contratados servicios que no utilizamos como el gimnasio, canal plus o la academia de inglés. Paga aquello que vayas a utilizar y te llevarás una sorpresa cuando tus ahorros asciendan.

Haz de tu septiembre un mes sin preocupaciones económicas, y sigue disfrutando de los pequeños placeres con estos diez consejos. ¡Ánimo que es mucho más fácil de lo que crees!