El sedentarismo se puede definir como el modo de vida de las personas que apenas hacen ejercicio físico, lamentablemente más de las que deberían han adaptado este modo de vida y les cuesta mucho abandonarlo.

Hoy en día, dedicamos demasiado tiempo al sedentarismo, estamos sentados en el trabajo o en la escuela/instituto, estamos sentados durante los desplazamientos, cuando llegamos a casa lo primero que queremos hacer es sentarnos y en nuestro tiempo de ocio más de lo mismo, la televisión, los video juegos, el móvil, etc.

Todo esto está acabando con nuestra vida saludable, cuanto más nos rendimos ante el sedentarismo más nos consumimos, y si seguimos este camino, nos restaremos años de vida cara el futuro y además, en el presente, tendremos menos calidad de vida, menos energía, menos vitalidad y nos sentiremos siempre cansados.

Además, está demostrado que una vida activa alejada del sedentarismo ayuda a reducir el riesgo de contraer diabetes tipo II, algunos tipos de cáncer y a prevenir las enfermedades cardiovasculares. 

Reducir el sedentarismo nos dará más salud y más vida

Siendo más activos y eliminando lo máximo posible el sedentarismo de nuestra vida, obtendremos muchísimos beneficios para nuestra salud a corto y largo plazo, para ello debemos comprometernos a cumplir dos puntos clave:

  • Realizar actividad física todos o casi todos los días de la semana (mínimo 300 minuto a la semana)
  • Reducir al máximo el tiempo de sedentarismo (procura mantenerte más activo/a, planea excursiones los fines de semana, sal a caminar, queda con los amigos para practicar algún deporte, etc.)

Debes tomártelo en serio, ya no se trata de marcar o no marcar silueta, no hablamos de temas estéticos, hablamos de SALUD, el sedentarismo solo te traerá problemas.

3 Claves para eliminar el sedentarismo

1. Empieza poco a poco

Empieza este proceso de cambio a tu ritmo. No hace falta que llegues a los 150 minutos en la primera semana, es mejor hacerlo de forma progresiva y adaptada a tus condiciones físicas y a tu ritmo de vida.

Paulatinamente ve añadiendo minutos cada semana, hasta que puedas llegar al mínimo de 300 minutos que sería lo ideal.

2. Ten en cuenta tu condición física actual

  • Si llevas una vida muy sedentaria y eres de los/as que no haces casi nada, empieza por caminar cada día a paso ligero durante un tiempo en el que vayas cómodo, ve aumentando el tiempo conforme te vayas sintiendo mejor. O si caminar te aburre y no sabes bien lo que hacer, ponte en manos de un entrenador personal, te ayudará a comenzar una vida activa de la mejor forma.
  • Procura incorporar actividad física a tu día a día: ve caminando o en bicicleta al trabajo, o a los recados, en vez de ir en coche. Utiliza las escaleras cuando tengas oportunidad. Busca al menos tres o cuatro momentos a la semana para practicar ejercicio físico (en un gimnasio, al aire libre, piscina, baile, etc.). Aprovecha los fines de semana para planificar alguna actividad que te guste y te divierta.
  • A medida que vayas teniendo mejor condición física:
    • Intenta cumplir con los 300 minutos de actividad física semanal.
    • Aumenta la intensidad progresivamente, es decir, cuando camines aumenta la velocidad, o si vas en bicicleta, aumenta los kilómetros o elige rutas con cuestas.

3. Olvídate de las típicas excusas para no dejar el sedentarismo

  • Es que me canso …, lógicamente, de no hacer nada a comenzar a moverte, al principio costará, te sentirás pesado/a, pero es como todo, requiere voluntad y compromiso. Nuestra recomendación es siempre que te pongas en manos de profesionales del ejercicio físico, un entrenador personal te guiará y te enseñará la mejor manera de empezar este proceso.
  • No tengo tiempo …, siempre se puede encontrar un hueco para dedicarte a ti mismo/a y a tu salud. En Cohens Fitness Club disponemos de sesiones de 30′ en los que se puede hacer un trabajo muy bueno, con tres o cuatro veces por semana, más un poco de actividad en fin de semana, ya tendrías tus minutos completados.
  • Me aburre el ejercicio …, busca alguna actividad que te guste, haz ejercicio en grupo o busca a alguien que te acompañe, así te costará mucho menos.
  • Mi rodilla o mi espalda podría empeorar …, todo lo contrario. En casos de patologías o dolencias es necesario reforzar la estructura corporal y para ello nada mejor que el ejercicio, eso sí, siempre es recomendable empezar con un entrenador personal especializado que sepa qué ejercicio es el adecuado para tu caso concreto.
  • No creo que pueda hacerlo …, ¿cómo que no?¡Claro que puedes! Empieza marcándote metas viables y realistas, luego ve exigiéndote más muy poco a poco, verás que sí que puedes.

CONCLUSIONES

Déjate de excusas, empieza ya a moverte para eliminar el sedentarismo de tu vida

Evita pasar mucho tiempo sentado (trabajo, casa, clase, viendo la televisión, con la videoconsola, etc.), levántate cada cierto tiempo, al menos una vez cada dos horas, pasea un poco, haz algunos estiramientos suaves, es necesario desentumecer las extremidades, tu cuerpo y tu mente lo agradecerán.

Si ya hago actividad física, no importa que pase muchas horas sentado, ¡mentira!

Esto no es verdad, ya que el sedentarismo y la actividad física influyen de manera independiente en tu salud, debes dar la importancia que merece cada una de las dos partes, por un lado, las recomendaciones de práctica de actividad física y por otro lado los consejos para eliminar el sedentarismo de tu vida.

Así que…

¡Ponte las pilas y acaba ya con el sedentarismo!