JAIME EL BARBUDO

La leyenda de un bandolero

Nacido en Crevillente (Alicante), el 26 de octubre de 1783 Jaime José Cayetano Alfonso Juan, hijo de Jaime Alfonso Juan y de María Antonia Juan Carrillo, sería ejecutado en Murcia, el 5 de julio de 1824 con el sobrenombre de Jaime El Barbudo, famoso bandolero español de la época.

RETRATO DE JAIME ALFONSO EL BARBUDO. RECUPERADO DE:”https://revistadehistoria.es/jaime-el-barbudo-el-curro-jimenez-levantino/

De familia bien humilde, comienza sus quehaceres como pastor al cuidado del ganado de la familia, pastoreando sus ovejas por los cerros de Crevillente y los viñedos de Catral.

A los diecisiete años fue contratado de vigilante en un campo de viñas. Estando cierto día Jaime oculto entre unas higueras sorprendió a un ladrón robando uvas .Se enzarzó en un forcejeo en el que el ladrón iba armado con una navaja. Jaime en una encarnizada lucha logró desprender al ladrón del arma con la que él mismo, ciego por la cólera, hundió en el pecho del contrario dejándolo sin vida.

El administrador de las tierras donde trabajaba Jaime, para evitarle problemas con la justicia, lo envía de guardián a una hacienda del marqués de Pino, en el renio de Murcia. Es en esta hacienda donde Jaime quedará prendado de la belleza de la hija del marqués, la señorita Consuelo, la cual supo corresponderle caprichosamente durante un tiempo.

Cuando el ejército francés comenzó a invadir España y se encontraba a las puertas de Murcia, el marqués y su familia huyeron de la hacienda a refugiarse a un lugar más seguro, quedando Jaime a merced de los franceses, quienes no solo le despojaron de su escopeta sino que fue apaleado por no querer entregarla voluntariamente. Nacería un odio perpetuo hacia los franceses en el ánimo del joven.

Jaime no olvidaba a Consuelo y cierto día decidió encaminarse hacia el nuevo hogar del marqués y su familia. Queriendo volver a recuperar a su amada se adentró en la propiedad donde el mismo marqués de Pino , la señorita Consuelo y su nuevo prometido, el conde de Arcada le tenían reservada una encerrona que por poco pudo costarle la vida. Le echaron al ataque dos fieros mastines al tiempo que le zurraban con palos y se reían de él. Fue abandonado en mitad del campo donde un fraile lo encontró y lo llevó al convento  de Santo Domingo donde se recuperaría de sus heridas al tiempo que crecían sus ansias de venganza.

IMAGEN PORTADA DEL RELATO “JAIME EL BARBUDO O LOS BANDIDOS DE CREVILLENTE”. RECUPERADO DE “http://almoradi1829.blogspot.com/2013/04/el-bandolero-jaime-el-barbudo.html

 A partir de entonces vivió en las montañas como tantos otros bandoleros. Se unió a la banda de los Mojica, con los cuales aprendió el oficio del pillaje y el crimen, viviendo una vida errante al tiempo que asaltaba a comerciantes y personas nobles para luego compartir el botín entre los mas necesitados.  Al paso de los días y adquiriendo la experiencia y pericia de las fechorías se fue haciendo popular gracias a su agilidad a la hora de escabullirse entre las montañas y a su patriótico combate contra el ejercito de Napoleón.

Sus años de pastoreo lo adoctrinaron desde pequeño en el conocimiento de las cuevas y las simas de toda la sierra. Entre sus aventuras pernoctaba en cuevas y recovecos del todo insólitos y escondidos de las sierras de Abanilla o La Pila, en Murcia, y llegando a ejercer hasta en las comarcas del sur del Reino de Valencia, en el Bajo Segura.

LA BOCA DE LA CUEVA (SIERRA DE LA PILA Y ABANILLA). RECUPERADO DE “https://www.laverdad.es/lospiesenlatierra/refugio-jaime-barbudo-20171116112001-nt.html

Las tortuosas veredas de Crevillente, sus ásperas cumbres y sus prolongadas grutas ofrecían asilo seguro a los ladrones, al paso que el espionaje y las señas telegráficas establecidas por Jaime les procuraban exacta noticia de los movimientos de las tropas.

Su fama lo precedía, gastaba un carácter enérgico y astuto, hombre capaz de anochecer en Murcia y amanecer en Valencia, amedrentaba a los pueblos, contaba con un sinnúmero de espías. La superioridad de la fuerza y talento, la práctica de recorrer desde hacía muchos años la sierra, un carácter natural poco sanguinario y rasgos de nobleza y generosidad otorgaban a este bandolero la fama de un personaje anhelado por todos los que desearan sentirse protegidos. De tal forma alcanzó sus cometidos que la gente pudiente lo contrataba para la salvaguardia de sus bienes así como la de sus siervos, quienes se sabían sentir seguros bajo su protección.

Durante la invasión napoleónica de la Península (1808-1814), luchó contra los franceses en el Reino de Murcia, dando muestras de heroicidad.

ESCENIFICACIÓN DE LA ÉPOCA CON JAIME EL BARBUDO Y SUS HOMBRES PERSIGUIENDO A LOS SOLDADOS DEL EJÉRCITO DE NAPOLEÓN. RECUPERADO DE “https://revistadehistoria.es/jaime-el-barbudo-el-curro-jimenez-levantino/

En el año 1815 se tiene noticias de Jaime El Barbudo por asaltar carreteras desprotegidas, de tal modo que consigue llevar el terror y la inseguridad a la región comprendida entre Elche, Crevillente, Villena y Murcia, y logra que su cabeza valga tres mil duros. Fue un maestro del disfraz y llegó a dominar las comarcas que recorría con sus cuadrillas.

RETRATO AL ÓLEO DE “JAIME SIERRA”, COMO TAMBIÉN SE LLAMABA A JAIME ALFONSO EL BARBUDO, PINTADO POR EL FAMOSO HISTORIADOR, ARQUEÓLOGO Y ARCHIVERO ILICITANO PEDRO IBARRA. RECUPERADO DE “https://eugenealogia.blogspot.com/2013/05/jaime-el-barbudo.html

 Jaime sigue sin olvidar a Consuelo y aprovechando que las tropas españolas entran en la ciudad de Murcia, se une a ellos y se mezcla con su partida a las puertas de la ciudad, y como éstas emprendieron un mortífero combate contras los franceses, estos en venganza dieron la orden de saquear la ciudad. Revueltos en aquella confusión, españoles y franceses, Jaime el Barbudo sintió el deseo de venganza con más fuerza que nunca penetrando durante aquella noche de rapiña en la ciudad, y como él conocía perfectamente la casa del marqués de Pino se adentró en dicha casa que estaba ya saqueada por los franceses y, siguiendo las inspiraciones de su corazón, llegó al cuarto donde se había refugiado Consuelo. Al entrar y encontrarla, Jaime se puso frenético y mientras Consuelo caía a sus pies pidiéndole perdón se presentó el conde de Arcada, el ya marido de Consuelo, quien llevaba una pistola en la mano. Al ver al Barbudo le apuntó y disparó, pero éste se apartó y el tiro fue a parar a la frente de Consuelo, quien cayó muerta a los pies de Jaime. En aquel preciso momento entraron seis franceses que arremetieron contra el conde y a fuerza de sablazos y cuchillazos lo dejaron muerto. Jaime apagó la luz de las lumbres para no ser perseguido y se alejó de aquel lugar de sangre para siempre.

Durante el Trienio Liberal (1820-1823) Jaime se declaró enemigo de los liberales y colaboró con Los Cien Mil Hijos de San Luis. Se dedicó a asaltar pueblos donde lo primero que hacía era romper la lápida de la Constitución que normalmente se encontraba en la plaza pública y a continuación fusilaba al alcalde. En 1822 entró en Jumilla con una partida de 30 bandoleros asaltando la prisión de Albatera para liberar a los encarcelados.

La muerte del sistema constitucional y la proclamación de Fernando VII como rey absoluto hicieron que Jaime el Barbudo se convirtiera de antiguo perseguido a perseguidor de cuadrillas liberales.

PLACA INDICATIVA DE LA RUTA DE JAIME EL BARBUDO. RECUPERADO DE “https://vaigapeu.blogspot.com/2012/04/sendero-de-jaime-el-barbudo-y-el.html

Jaime el Barbudo llegó a trabajar con la sociedad secreta El Ángel Exterminador, compuesta por absolutistas no ilustrados que llevaron a cabo crímenes contra gran cantidad de liberales. Traicionado por esta sociedad acabó siendo apresado por las autoridades, siendo detenido y llevado al cadalso en Murcia en 1824, donde murió ahorcado en la plaza de Santo Domingo. No terminando aquí su leyenda fue más allá. Después de muerto, su cuerpo fue descuartizado. Sus partes fueron fritas, para logar mayor conservación, luego enjauladas y distribuidas por varios lugares para que sirvieran de escarmiento.

Su cabeza frita quedó emplazada en pleno centro de su pueblo, Crevillente, la mano izquierda en la esquina de la cárcel de Jumilla, la derecha en el puente de la Mala Mujer, el pie izquierdo en la cochera de Elche  y el derecho fue expuesto a la entrada de la población de Sax. El resto de sus partes se enviaron a Hellín, Fortuna, Jumilla y Abanilla.

RECUPERADO DE: ”https://eugenealogia.blogspot.com/2013/05/jaime-el-barbudo.html

 El texto dice:

“Julio: 1824        Jayme Alfonso        Aorcado y Desquart
En la Real Plaza de Santo Domingo de esta Ciudad, territorio de esta parroquia: en cinco días del mes de Julio de mil ochocientos veinte y quatro años, Falleció Jaime Alfonso, Marido de Antonia Sol y natural de Crevillente, en Cadalso ppco y con muerte de horca: su cuerpo fue después desquartizado para colocar sus quartos en los lugares en que había cometido sus mayores excesos todo por sentencia de las Reales Justicias: los despojos de su cuerpo fueron sepultados en el cementerio de Santa María: se le hicieron los sufragios de costumbre: y para que conste lo firmo=                                                                                                                            Geronimo Alarcon”

Dice la leyenda que no fue Jaime el Barbudo el que estaba muerto en la horca, sino el conocido como Crispín, quien ejercía de verdugo a las órdenes de Jaime el Barbudo, ejecutando a todo aquel que desobedecía o se ensañaba con las victimas de sus ataques. Y es que debido a su cierta semejanza pudo ser que pasara por el celebrado bandido.

Y como decía el mismo Jaime el Barbudo, según descripción de la historia en el libro de Ramón Soler López (1806-1836):

“! Vivir durante el día en continua alarma, temiendo los ardides de cuantos manda el rey contra nosotros…! ¡Ocultarse por la noche para no excitar la codicia de nuestros mismos satélites…! ¡Recelar hasta de los parientes, hasta de la impúdica mujer que nos prodiga sus halagos…! ¡He aquí la eterna, la infernal agitación de un miserable proscrito!”.

 

Paloma Juan

 

 

BIBLIOGRAFÍA

https://es.wikipedia.org/wiki/Jaime_el_Barbujo

https://www.descubriendoalicante.com/ruta-a-la-cueva-de-jaume

https://revistadehistoria.es/jaime-el-barbudo

https://www.cervantesvirtual.com/obra-visor/jaime-el-barbudo

https https://eugenealogia.blogspot.com/2013/05/jaime-el-barbudo.html://www.regmurcia.com/servlet/s.S

IRamón Soler López (1806-1836) : Jaime el Barbudo, o sea, La sierra de Crevillente / Ramón López Soler; edición de Enrique Rubio Cremades y María Ángeles Ayala Aracil. Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes, 1999.Alicante.

Despacho Sucesores de Hernando, Arenal, 11: Historia verdadera del Famoso Guerrillero y Bandido Jaime el Barbudo o sea El terror de la sierra de Crevillente.