¿Cuántas veces vamos con prisa y dejamos la ropa tirada o de cualquier manera? Muchas. ¿Y cuántas veces hemos intentado ponernos un collar o una pulsera y al ver que no podíamos deshacer un nudo hemos desistido? Otro tanto. La mayor parte del tiempo vamos con prisa, tenemos que llegar a todo y no podemos dejar nada para mañana.

Cuidar nuestra ropa y también nuestros complementos debería ser una prioridad del día a día. Y no tener el vestidor de nuestros sueños no es una excusa. A continuación os dejamos unos tips básicos y que todos podemos aprovechar para saber cómo ordenar la ropa sin estropearla.

1. Mejor de madera: Las perchas de alambre son mucho más baratas, pero no le hacen ningún favor a nuestra ropa. Lo ideal es perchar las prendas que lo requieran con perchas de madera.

renault clio LIMITED 620×250

2. Todos necesitamos nuestro espacio: Las prendas también lo necesitan dentro del armario.

3. Mejor sin estirarlo: Y aquí entran en juego tanto los jerseys como los bolsos. Todos hemos lavado ese jersey que adoramos para invierno pero al tenderlo se ha estirado demasiado. Mejor dejarlo secar en horizontal para que no se deforme. Y con los bolsos pasa lo mismo, si los dejamos colgando de las asas estas terminarán perdiendo su forma.

4. Botones abrochados y cremalleras subidas: Lo mismo que antes, si colgamos chaquetas o camisas desabrochadas puede que pierdan su forma. Por lo menos deberíamos abrochar el primer botón. Más vale prevenir que curar.

5. Mejor desenredadas: Como decía al principio todas hemos intentado desenredar collares o pulseras. Guardar nuestras joyas por separado o colgarlas será clave para que esto no pase.

Foto: Hogarmania.com