La aspidistra en castellano, aspidistre en valenciano y de nombre científico Aspidistra elatior Blume es una planta típica de patios e interiores. No importa el pueblo que visitemos en el interior más profundo de la Comunitat Valenciana: encontraremos estas plantas en grandes macetas junto a la entrada de las casas rurales o en calles angostas donde apenas pegue el sol, porque a esta planta, de crecimiento lento (puede desarrollar de 4 a 5 hojas cada año), no le sienta nada bien la luz solar directa. Si la salvamos del sol directo, esta planta originaria del Lejano Oriente (China, Japón, Taiwan, Himalaya) nos asombrará con su resistencia, pues requiere de escasos cuidados y poco riego. Es preferible regarla solo cuando notemos que su sustrato se ha secado y no antes.

Sus hojas de color verde intenso nacen directamente de las raíces, su altura puede alcanzar los 80 cm y es perenne. Es raro que florezcan y si lo hacen, sus flores, de color púrpura intenso, carnosa y cupuliforme, aparecen a ras del suelo y duran poco más que un día.

He aquí algunos ejemplares:

Al Jardí Botànic:

            

En el patio de La Nau: