Seguimos con la temporada de premios de la mano de la crítica especializada de Hollywood y con una alfombra azul discreta, elegante, sugerente y algo diferente a lo que nos tienen acostumbrados. Aunque vimos algún que otro escotazo o abertura, en general se arriesgó poco en la blue carpet de Santa Mónica.

Pocas como Rosie Huntington-Whiteley para defender un sensual a la par que complicado diseño de Saint Laurent. Negro, con escote asimétrico, espalda descubierta y abertura casi infinita que en la modelo lucía espectacular gracias a un sencillo recogido en el cabello y sandalias de tiras finas. Del impoluto negro nos vamos con el más puro de los blancos, el de la falda asimétrica con perfectos pliegues y firmada por Krikor Jabotian que lució Regina King acompañada de un crop top lleno de una pedrería que la hizo brillar en el mejor de los sentidos. La que también apostó por los detalles de pedrería y pronunciado escote, tanto delantero como trasero, fue Krysten Ritter con un vestido borgoña con firma de Zuhair Murad.

critics_choice_1.jpg

renault CLIO 620×250
renault KADJAR 620×250

Algo más discretas son las tres protagonistas que tenemos a continuación. La ganadora del premio a Mejor Actriz por La chica danesa, Alicia Vikander, demostró que puede posicionarse en cualquier ranking de mejor vestidas. Si nos gustó el diseño que escogió para los Globos de Oro este no se queda atrás. Firmado por Mary Katrantzou y con detalles bordados y de pedrería, volvió a ser uno de los mejores de la noche. Diferente y con aires de masculinidad se presentó Aya Cash con traje de Sandro. El punto femenino no faltó gracias al lazo a modo de pajarita y los stiletto. Emmy Rossum, vestida por Dior, se cuela entre las favoritas gracias a un sencillo y clásico vestido negro, midi y con un corte con detalle en plateado que bien podría ser un guiño a la clásica abertura Dior creada por el couturier.

critics_choice_2.jpg

Fotos: www.harpersbazaar.com

Facebook     Twitter     Instagram