Ni camino sin atajo ni campana sin badajo

Los valencianos celebramos este año el sexcentésimo aniversario de la construcción de nuestra torre más emblemática y llena de historia: El Miguelete.

Inicialmente, esta torre de la Catedral de Santa María de Valencia, fue llamada Campanar Nou , pero finalmente será conocida por los valencianos como El Micalet. La torre de estilo gótico valenciano tiene 51 metros de altura, los mismos que mide su perímetro, tiene forma de prisma octogonal y habitan en ella 207 transitados escalones.

Accediendo por la Catedral, podemos visitar la parte más alta de la torre, subiendo para ello una empinada, cerrada y oscura escalera de caracol.

El proyecto se encomendó en un día de hace seis siglos al arquitecto Andrés Juliá, aunque las obras se ralentizaron debido a la falta de capital hasta que el obispo y su cabildo lograron solventar este impedimento, dando paso y lugar a muchas reformas y arquitectos durante los años y siglos siguientes.

https://es.wikipedia.org/wiki/El_Miguelete

Así es como desde el siglo XV esta torre campanario rigió la vida de la ciudad y también acabo con la vida de varios valencianos.

Esta torre valenciana  es  protagonista y testigo indiscutible de oscuros sucesos.

Varios valencianos han sido víctimas  voluntarias o involuntarias lanzandose al vacío desde su parte más alta con la intención o el accidente de perder su vida.

1ªVictima: año 1418: en el comienzo de la construcción cayo un obrero y se mató.

2ªVictima: año 1441: El sacristán que tocaba las campanas cayo a la plaza.

3ªVictima: año 1638: Lorenzo Fuster. El hijo pequeño del campanero cayó por la claraboya al querer alcanzar la cuerda de una pequeña campana. Tan solo contaba con 6 años de edad.

4ªVictima: año 1767: Manuel Sarcos Anner. Soldado catalán que se arrojó al vacío desde lo alto de la torre, siguiendo la ya conocida tradición de que El Miguelete era el lugar para todos los desesperados de amor no correspondidos que quisieran acabar con su vida.

5ªVictima: año 1831: José Bruño. Médico. 36 años. Se arrojó al vacío para poner fin a su vida.

6ªVictima: año 1861: Isabel Bartina Mestre. 30 años. Hija de un conocido comerciante de la ciudad de Valencia Igualmente puso fin a su vida arrojándose al vacío.

7ªVictima: año 1887: Vicente Navarro. 18 años. Vecino del Barrio de Ruzafa. Decide poner término a su vida y acude a lo más alto de la torre donde se lanza inevitablemente a un destino suicida.

8ªVictima: año 1895: Antonio Labrandero. Maestro de obras. Sufrió un accidente hasta caer a la plaza.

9ªVictima: año 1976: Miguel Montesinos. 26 años. Natural de Utiel pero residente en Valencia. Subió a la torre y su cuerpo cayo a la Puerta de los Hierros. Nunca se ha sabido si su caída fue intencionada o accidental.

10ªVictima: 2012: Mujer valenciana, de avanzada edad. Su cuerpo cayó o se lanzó desde lo alto de la torre gótica , sembrando el caos antes los testigos que pudieron presenciarlo.

http://www.jdiezarnal.com/valenciaelmigueletevistageneral01.jpg

Corría por aquellos tiempos  el pensamiento de que arrojarse desde lo más alto del Miguelete era indoloro. Costaba subir las escaleras, estrechas, oscuras, desgastadas e inacabables, pero una vez alcanzada la cima la caída amortiguaba el cansancio y el corazón dejaba de padecer por amor. Pensamientos contagiados por la ignorancia y derivados de la necesidad de explicación a tan repetidos e inexplicables sucesos.

Desde su construcción ha sido lugar de anuncios de grandes acontecimientos como lo han sido: conmemoración de la entrada del rey Jaime en Valencia; proclamación de reyes y pontífices; celebraciones religiosas; la Fumata (hoguera que se encendía todas las noches al toque de las primeras oraciones); vigilancia de toda la costa de los ataques piratas y moros trasmitiendo la señal a otras torres que la iban reproduciendo a lo largo de todo el reino. Ya en 1840 se colocaron en ella dos enormes pelotas de badana huecas para anunciar la salida de los vapores del puerto.

En lugar tan misterioso y de oscura leyenda cabe decir que en ella se encuentra un cuarto de muy frágil iluminación. Esta sala fue denominada como la Presó. Se utilizaba para dar asilo a aquellas personas que acudían a la Catedral huyendo de la justicia. Lo que hace enigmática a esta sala es la iluminación que recibe, o mejor dicho, que no recibe del exterior. La misma, se va iluminando poco a poco, a partir del mes de julio, llegando a su máxima iluminación el 15 de Agosto, día de la Ascensión de la Virgen.

La torre consta de 11 campanas,  todas ellas bautizadas con los siguientes nombres: La Caterina, El Jaume,L´Úrsula, El Pau, L´Arcis, La María, El Vicent, L´Andreu, El Manuel, La Bárbara, El Micalet. Esta última es la que da nombre a la torre, siendo a su vez la campana más grande de lo que en su día fue el Reino de Aragón. También puede presumir de ser una de las más grandes de España con 7,5 toneladas de peso. Su  año de construcción: 1539.

http://www.finasymar.com/2018/01/valencia-catedral-y-miguelete.html

Estas campanas han sido testigos mudos y presentes en las distintas muertes acaecidas en la torre en la que siglo tras siglo siguen habitando y repicando.

El arquitecto restaurador de la Catedral de València, Salvador Vila, ha recibido el visto bueno de la Consellería de Cultura  al proyecto de remodelación y mejora de accesibilidad de la torre campanario del Miguelete o Micalet presentado hace más de un año a la Generalitat .

Las mejoras en el Micalet darán lugar al acceso de los visitantes a las tres salas de la torre (la antigua cárcel o Presó, la casa del campanero y la sala de campanas). El objetivo es facilitar la subida de los 207 escalones de la reducida escalera de caracol. Los desfallecimientos y atascados son habituales en la subida a la torre, por lo que el Cabildo considera que la apertura de estas salas como estancias de descanso sería una medida que mejoraría la accesibilidad del monumento.

http://www.jdiezarnal.com/valenciaelmigueletevistageneral01.jpg

Visitantes que alcanzan a subir a la torre experimentan sensaciones de todo tipo: Satisfacción al alcanzar la cima y disfrutar las espléndidas vistas que ofrece tan aventajada perspectiva de la ciudad, empatía de momentos pasados que reviven en el pensamiento  debido al lugar emblemático en que se encuentran, curiosidad de los sucesos narrados y revividos en la memoria y … a veces, los encuestados , han contestado que sienten una extraña sensación , un cierto temor, que los despoja momentáneamente de su voluntad.”

Una fina frontera alambrada sabe proteger en los últimos años a todos aquellos visitantes  que, tentados o no, contemplan avariciosamente las vistas.

https://lh6.ggpht.com/-RFyhsJ60j1c/U8mRViAu0HI

Tan solo, y solo tal vez, los encuestados están sugestionados y contagiados de la leyenda negra que  protagoniza nuestra valenciana torre, pero, querido lector, cuando visite la enigmática construcción recuerde no acercarse demasiado a la barandilla…podría resbalar.

Paloma Juan



BIBLIOGRAFIA

http://campaners.com

http://www.callejeandoporvalencia.com

https://elpais.com/diario/1976/09/17

https://es.wikipedia.org/wiki/El_Miguelete

https://valencia.secreta.com