El sábado 14  de febrero la Orquesta de Valencia visitará la Catedral de Valencia para interpretar, bajo la dirección de Yaron Traub, la “Sinfonía nº 7” de Anton Bruckner. Un obra de delicado lirismo y con una profunda dimensión espiritual, la primera que dio fama internacional al compositor. El bellísimo adagio está dedicado a Richard Wagner, fallecido mientras Bruckner terminaba de componer la obra. La entrada para disfrutar de este concierto es libre hasta completar el afor del recinto.

Con este nuevo desplazamiento, lejos de su sede habital de conciertos, el Palau de la Música, la Orquesta Valenciana pretende acercarse a un nuevo público y tocar en lugares emblemáticos de la ciudad. De esta manera, ya se han producido las visitas durante 2014 a la Iglesia de San Nicolás, La Catedral de Valencia, la Beneficencia y el Salón Columnario de la Lonja, y en 2015 a la Rambleta y la Universidad Politécnica.