Con la vuelta a la rutina más que superada es momento de renovar el armario.

Porque si algo bueno tiene volver a empezar es la llegada del otoño y de sus nuevos colores. Este año Pantone nos propone diez tonalidades distintas con las que hacer frente, y con muy buena cara, a la nueva estación.

El Azul Serenity y el Rosa Cuarzo se convierten en el Airy Blue y el Dusty Cedar respectivamente. Las versiones otoñales de los colores del verano nos trasladan a la calidez del hogar y hacen que todo sea más acogedor. En la gama de los azules (tendencia total para esta temporada) se encuentra el color Riverside. Frío y potente será clave para añadir un punto de sofisticación a nuestros looks.

Sharkskin y Warm Taupe serán dos colores todoterreno, perfectos para un total look o para combinar con colores más intensos. Pisar fuerte será pan comido gracias a Aurora Red, un rojo que sacará a relucir esa seguridad que tenemos en nosotros mismos.

El color de la tierra no podía faltar entre estos colores de otoño. Potter’s Clay es, quizá, el color más otoñal de la paleta. Y del anaranjado pasamos al mostaza, aunque bien podríamos decir que ya conocíamos a Spicy Mustard, ¿no os recuerda a cierta cazadora de Zara?

El único verde de la paleta es Lush Meadow. Rico, elegante y sofisticado como él solo. Y por último un color que se sale de nuestros esquemas si hablamos de colores otoñales pero que nos encanta. El punto de diversión lo pone Bodacious.

Foto: Pantone