Entrevista a Susana Lluna y Javier Pedreira por la publicación de su último libro

Susana Lluna y Javier Pedreira ‘Wicho’ nos presentan ‘Los nativos digitales no existen’, un libro que desmonta el mito de que los niños saben de tecnología solo porque han nacido con ella. 

  • El libro es un toque de atención a los padres y a la sociedad en general en un tema muy importante que estamos descuidando. ¿Cómo surgió la idea?

Wicho: Después de una charla de Susana, una madre se le acercó para pedirle consejo sobre su hija, que estaba todo el día con el móvil. Susana la preguntó qué hacía la niña de 14 años con el móvil y qué aplicaciones usaba. La madre contestó: “No tengo ni idea. No estoy en las redes ni me llevo con la tecnología”. Nos habíamos conocido unas semanas antes. Yo ya había escrito en varios sitios sobre la inexistencia de los nativos digitales y el problema que esto suponía. Al comentar esto, se le ocurrió hacer un libro con toda la información que teníamos y compartíamos. En dos semanas estaba montado el proyecto.

Susana: En cuanto a la idea, es exactamente esa, concienciar e inspirar. Despertar la inquietud en los padres de que la tecnología invade todo y ellos tienen que acompañar a sus hijos en ese mundo. 

  • ¿Igual que hacemos en la vida cotidiana?

Exacto, el “no hables con desconocidos” o el “te doy la mano para cruzar”, hay que trasladarlo a Internet y a la tecnología. Los padres deben de estar en las redes, bajar los programas, saber usarlos y guiar a sus hijos. 

  • ¿Habéis concretado algunas pautas para evitar el mal uso de las tecnologías por parte de padres e hijos?

Wicho: No podemos decir cifras, tantas horas al día ni momentos en especial. Lo que sí defendemos es que hay que buscar momentos en los que el móvil no pinte nada. Por ejemplo, en mi casa está prohibido el móvil cuando estamos alrededor de la mesa. Buscar momentos de actividad conjunta en familia, a tomar algo, ir al museo… Ahí deberíamos guardarlo. 

Susana: El problema es que los dispositivos se usan como una especie de ‘apaga niños’ desde bien chiquitines. Si recurres a eso y les dejas cuando a ti te conviene, el día que te empieces a preocupar porque están todo el día enganchados no tendrás la fuerza para decir “ahora no uses eso”. 

  • ¿En el cole también es necesario tomar medidas? 

Siempre digo que al cole se va a aprender, pero se viene educado. En los colegios, salvo alguna excepción, el problema es que la implantación de las nuevas tecnologías ha sido comprar dispositivos, hacerse la foto con los políticos y se acabó. Eso no es forma de hacerlo. Lo primero es formar a los profesores, no hace falta comprar nada. Con decir “tráete tu máquina de casa, con la que estés más cómodo”. Pero a los profesores hay que darles el apoyo necesario y que aprendan a sacarle partido a la tecnología. Acaban casi sin usarlo más que por desconocimiento por carecer de una metodología. 

  • ¿Invertir más formación que en material?

Susana: Los maestros se tienen que concienciar también. Si sus alumnos están ahora mismo viendo vídeos en youtube del Rubius, por lo menos saber qué ven, quién es. Compartir inquietudes con ellos. 

Wicho: El concepto de profesor está cambiando. Antes estaban en una tarima y te enseñaban conocimientos que tenías que absorber y luego regurgitarlo. Ahora, gracias a la era digital, tienen acceso a toda esa información y hay que enseñarles a filtrar a buscar, cómo, por qué… Es más trabajo para los profesores, exige reciclarse. Pero si no, dentro de nada cuando accedan al mercado de trabajo sus alumnos no sabrán gestionar la información, ni trabajar en red ni nada, y se lo van a pedir. Hay chavales que no saben adjuntar un archivo en un correo. Eso es muy grave, y luego les llamamos nativos digitales. 

  • En algunos centros prohíben entrar el móvil y otros lo usan para las clases. ¿Qué opináis?

Susana: Si lo usas bien, es una herramienta potentísima para el aprendizaje, que en tiempo real te permite acceder a un conocimiento. También hay que formar a los nanos para sacarle rendimiento. Decirles, “no te conformes con la primera entrada en Google”.

  • ¿Eso debería estar en algún temario?

Wicho: Sí, pero la informática no debería de ser una asignatura porque abarca todo. Igual que haces cuadernos Rubio para aprender a escribir. Es esencial. Debería estar en todas y en ninguna. Si queremos que en un futuro este país deje de ser de ladrillo y la economía vaya por otro lado, las empresas van a tener que demandar mas de esto. Ya tenemos la carencia histórica de los idiomas y a un nivel superior, se va a colocar la carencia de conocimientos en nuevas tecnologías. 

  • ¿En otros países ocurre?

Wicho: El problema es universal. El mito del nativo digital es general, de hecho quien acuña el término es estadounidense. Lo que pasa es que él lo usaba con otro sentido. No obstante es como siempre vamos a distintas velocidades. En algunas asignaturas van a añadir una asignatura de programación.

  • Y muchas otras cosas como la indexación, saber organizar datos, filtrar qué pones en redes…

Susana: Claro, de hecho hace poco un futbolista se quedó sin fichar por un equipo por un tweet. Hay que explicarles que lo mismo que no dices cara a cara, no lo puedes decirlo por la red. Que estás dejando una huella digital, que en un futuro y dentro de unos años cuando un empleado esté haciendo una búsqueda sobre ti lo va a encontrar todo. No puedes salir con una copa en la mano cada vez que sales de fiesta y nadie les está explicando a los niños: “¡Ojo! con esas fotos haciendo musculitos que dentro de unos años te van a pasar factura!”. 

  • En este sentido hay dos posiciones encontradas: los que no filtran y ponen absolutamente todo porque dicen que no tienen nada que esconder y los que tienen cierta psicosis y no quieren que nadie sepa nada de su vida.

Susana: Cada uno tiene su sensibilidad por la privacidad, solo hay que saber lo que hay, valorar y actuar como quieras. Por ejemplo, la gente pone likes y comparte con demasiada alegría. Facebook, con 300 acciones de estas sabe más que tu pareja de ti para hacerte un regalo, por ejemplo. También los datos a nivel de geolocalización. Es muy útil pero, por ejemplo, un niño que tiene canal de Youtube debería desconectársela por seguridad. Y, a nivel de contraseñas, hay que enseñar que son tu llave de entrada a muchas cosas y no se puede tomar a la ligera. Hace unos años hubo un fiasco con Play Station porque tuvieron acceso a un montón de contraseñas y se vio que un gran porcentaje era 123456. Hay que explicar que sean seguras, propias, que no se pueden intercambiar. 

  • Incluso hay cosas que sobrepasan el límite de la legalidad en cuanto a privacidad. 

Si. Hay cosas que hacemos que no deberíamos hacer, por ejemplo subir fotos de los colegas a Facebook sin su consentimiento, y en especial con los menores.

  • Todo esto produce cierto miedo…

Susana: En estos momentos lo hacemos casi todo a través de la red, compramos en Amazon, buscas en Google, saben lo que compartes con tus amigos, por donde te mueves…

  • ¿Cómo actuamos frente a eso?

Susana: Ahí la gente se tiene que empoderar y decidir hasta donde quiere llegar. Si quiere que sus datos sean usados o no. Yo te doy mis datos, pero tú a cambio me das algo. No podemos facilitarlo porque sí. 

  • De hecho, en el libro apeláis mucho a la movilización de la gente.

Wicho: Sí, totalmente, pero vamos… Hay una crisis galopante desde hace años y mira el resultado de las elecciones. 

Susana: Nos movilizamos desde el sofá, estamos haciendo trending topics desde el sofá. 

  • ¿Vivimos en un cambio de era?

Wicho: Sí, muchos puestos de trabajo van a desaparecer. El mercado laboral se pone patas arriba. Seguramente tus hijos tendrán una profesión que hoy no existe y a los nativos digitales se les presuponen conocimientos que no tienen. Los robots están ya sustituyendo a las personas, incluso se plantea la posibilidad de que paguen Seguridad Social, si no el Estado de Bienestar es insostenible. 

  • ¿Está preparado el mundo para ese gran cambio?

Wicho: El mundo no sé, pero a los niños no los estamos preparando. Como ellos “ya saben”… Prácticamente ya está todo mediatizado por la tecnología. Van a tener un problema grande de empleabilidad. Necesitan aprendizaje continuo, familiarización, aprender robótica, programación…

Susana: En 2013 en Amazon había 10 robots moviendo productos. Ahora hay 45.000… en tres años. Imagina el impacto que eso crea. La transformación va a ser brutal.

  • El mundo se transforma, estamos muy informados, pero al final gana Trump, el Brexit… 

Wicho: Eso se ha debido a campañas de desinformación, paradójicamente. No hemos desarrollado un pensamiento crítico, te crees lo que te dicen. Ahora es más facil contrastar información con Internet, hay que saber filtrarla. Bien usada es un arma muy importante para desarrollar el pensamiento crítico. Además del filtro de la incredulidad. La recaudación obtenida por derechos de autor se destina de forma íntegra al proyecto Mak3rs de Ayuda en Acción, que comparte uno de los objetivos del libro: el desarrollo de competencias necesarias para lidiar con las nuevas tecnologías por parte de educadores y familias de niños y niñas sin recursos. 

Los nativos digitales no existen