PACMA busca una solución ante el próximo desahucio de una colonia de gatos en Russafa.

El solar de la calle Gibraltar donde 55 gatos viven desde hace 14 años, van a ser desahuciados por la construcción de un edificio en dicho terreno. El Partido Animalista PACMA ha solicitado a la Concejalía de Bienestar Animal del ayuntamiento de Valencia que se pongan en marcha de forma urgente los mecanismos necesarios para encontrar una solución ante el desalojo previsto para diciembre.

14424916 1674955669487219 5828925391419780568 o

Los animales han sido atendidos hasta la fecha de forma voluntaria por una vecina de la zona que, como remarcan desde el Partido Animalista, “además de su tiempo, invierte mensualmente unos 300 euros en una labor que beneficia tanto a los gatos, al proporcionarles el alimento necesario para su correcto desarrollo, como a los vecinos, al mantener a los animales en un adecuado estado sanitario y proceder a llevar a cabo las esterilizaciones que evitan la proliferación descontrolada de los animales, trabajos que, en realidad, son competencia municipal”.

Raquel Aguilar, coordinadora de PACMA en la provincia de Valencia, informa que el ayuntamiento está al corriente de la existencia de dicha colonia, sin embargo, desde la concejalía de Bienestar Animal, delegan toda responsabilidad en MODEPRAN, una protectora desbordada, con un refugio diseñado para acoger a 80 animales y que ya supera los 500.

Desgraciadamente, la situación de los casi 60 animales de esta colonia de Russafa no es un tema aislado en Valencia, ya que como informa PACMA “nos consta que hay otras colonias en similares circunstancias”.

14444699 1674955732820546 8682379430039566511 o

Esperamos que la inacción política en estos casos no implique la muerte de decenas de animales inocentes, ciudadanos no humanos de la ciudad de Valencia.

Para ello, el ayuntamiento deberá, de forma urgente, dar una solución a estas colonias y preparar un plan, a largo plazo, que evite la angustia que se está viviendo actualmente en colonias como la de Russafa, ante el inminente desahucio de sus gatos, que puede terminar con la muerte de todos ellos.