El creativo y visionario, Pedrín Mariscal, nos cuenta cómo, cuándo y por qué decidió emprender la aventura de lo que hoy conocemos como Palo Alto Market Fest. Tenemos ante nosotros un claro ejemplo de todo lo bueno que resulta al unir grandes ideas con trabajo duro y mucha dedicación.

Valenciano de nacimiento y de corazón, ¿cómo es que habéis instalado vuestro centro de operaciones en Barcelona?

Nuestra sede está en Barcelona. Allí nosotros organizamos el Market mensual, el cual ya está muy consolidado y ha sido un éxito desde el principio. Hicimos la inauguración a la que acudieron 15.000 personas y me lo cerraron porque no estaba preparado para acoger a tanta gente. Tuvimos que ajustar las licencias pero al mes siguiente ya tenía todo solucionado…¡aquello fue muy loco!

El caso de Valencia fue más delicado. El primer año tuvimos pérdidas, no por tema de aforo, sino porque el precio de la entrada lo pusimos muy bajo para promocionar el evento. Este año hemos aumentado la programación y se ha subido el precio -anticipada a 5 euros y en taquilla a 7 euros- de forma que se ajuste para todos. Hay una cultura del todo gratis que la ha impulsado mucho Internet y que no ayuda a la hora de recuperar el precio justo de las cosas. Alguien decía: “ No se alegre cuando encuentre algo muy barato porque alguien lo debe estar pagando por usted”.

Pedrín Mariscal

¿Cómo surge la idea montar algo de este tipo saliendo de Javier Mariscal?

Yo empecé a finales de los 70 con 16 años de guitarrista, luego en los años 80 me hago fashion designer y me dediqué a ello hasta llegar a Javier Mariscal. Con la última crisis, dejé mi trabajo como director creativo en Barcelona, en el que llevaba 20 años, y… ¡se me apareció la virgen en forma de mercado! Hay algo especial en los mercados, algo muy atávico y muy moderno, el mercado es el invento más antiguo del hombre para socializarse.

Toda la vida me he dedicado diseño, y comenté con mis hijas el proyecto de crear un mercado, pudiendo utilizar el espacio del que ya disponíamos por nuestro antiguo trabajo, y nos pusimos a ello. En un Market se te dispara un chip que tiene que ver con lo más ancestral y no sabes por qué pero hay una química que te genera un entusiasmo. Por esto funciona tan bien.

¿Podrías definir lo que para ti es Palo Alto Market Fest?

En nuestro proyecto, hay una comunidad muy grande de gente que apuesta por un futuro mejor y hacer las cosas de otra manera. Celebrar la alegría de la vida. Al final como experiencia es una fiesta. Hay mucha gente más optimista que tiene otra manera de vivir , más saludable que apuesta por cuidar el medio ambiente.

Es una fiesta, un fin de semana de para pasarlo fenomenal alrededor de inspiración la música, de los puestos del mercado, de las food trucks ¡Todo fluye y converge al mismo tiempo!

¿Cuál es vuestro objetivo y qué queréis conseguir al apostar por Palo Alto Market?

El formato es un non-stop de 50 horas de música. Se trata de una apuesta multidisciplinar para disfrutar lo con los 5 sentidos, que todo se una y conviva y otra idea que no hay que olvidar, y es que cuando todo se digitaliza tanto tenemos la necesidad de relacionarnos de cerca.

Nosotros siempre apostamos por hacer las cosas bien hechas, el sueño es hacer una plataforma itinerante en formato Fest donde la programación coja muchísima mas importancia que en el Market de palo alto y establecer un dialogo ente Barcelona, Madrid, Valencia y apostar por el talento local.

Pedrín Mariscal

A parte del precio, ¿hay más cambios respecto al año pasado?

Sí, hay un esfuerzo por consolidar el evento con más protagonismo de lo local, generar una plataforma digna dónde la gente que emerge, autónomos y pequeñas empresas, pueda a hacer frente a las multinacionales, generando un evento de calidad muy atractivo.

Para hacerles frente, ¿no sería mejor un formato mensual?

Por lo menos, una vez al año, vamos construyendo algo que realmente es mucho más atractivo e interesante que muchísimas cosas. es gente que se preocupe por el comercio justo, la alimentación saludable, el producto de proximidad, finalmente los valores artísticos, sociales, medioambientales y sentimentales.

En Barcelona, está una vez al mes y en Valencia una vez al año…¡Nos dejáis con ganas de más!

Nos gustaría volver a celebrarlo en invierno pero lo tenemos que confirmar con el Ayuntamiento. Para nosotros la calidad es fundamental, en esta segunda ocasión, nos hemos esforzado para que participe mucha más gente de Valencia, tanto en la promoción de expositores como en artistas. Son 50 horas de música en directo -ningún artista repite- en tres escenarios: dos con música en directo y el tercero con djs.