Truman narra la historia de Julián, un actor de teatro con una enfermedad terminal que, en sus últimos días, trata de encontrar un hogar para su perro llamado Truman. Mientras busca al dueño perfecto, su amigo de la infancia Tomás, regresa a su vida para darle ánimos y para pasar un tiempo juntos. Estamos hablando de una comedia dramática española dirigida por Cesc Gay que cuenta con una plantilla de actores principales formada Ricardo Darín, Javier Cámara y Dolores Fonzi.

Como-se-llaman-los-actores-de-la-pelicula-argentina-Truman

Ricardo Darín no solo es el protagonista, también es el eje de la historia. Nadie como Darín para sonreirle a la muerte, para encañonarla con sus azules y con un gesto de gracia y encanto soltarle algún improperio. Su templanza, su tranquilidad y su capacidad natural para sobreponerse a una situación tan dramática con pequeñas -pero suficientes- dosis de humor hacen de su personaje todo un héroe anónimo. Una de las mejores cosas de este film es que rompe con todos los tabúes desde el primer minuto, sin llegar a ser una película depresiva sabe ahondar en la emoción de sus personajes.

gal-peliculas-truman-060713

Nos encontramos con un Javier Cámara que encarna el papel de amigo responsable que llama a la puerta de Julián con la ilusión de darle ilusión (y permítanme la redundancia) a su viejo amigo. Ambos personajes son muy distintos, al igual que el tipo de vida que llevan, pero poco a poco van evolucionando y cada tira y afloja de sus conversaciones tiene un eco en sus formas de actuar futuras. Su amistad -y la increíble química de que hay entre estos dos actores- es el pegamento mágico que hace de esta historia algo completamente genuino y emocionante, en su sentido más literal.

18-O.-Pla-R.-Darin-TRUMAN

La película trata un tema especialmente delicado, que es el conocimiento de que el cáncer que tienes no se va a poder curar. ¿Cómo despedirte de tus seres queridos y dejar aquello que tienes a tu cargo en buenas manos? Esto se hace con cierta gracia, con el hándicap de que exista la posibilidad de banalizar sobre un tema tan duro, cosa que no sucede en ningún momento. Y ahí reside el gran mérito de esta película, que te arrastra por la tristeza de quien sabe que va a morir mientras busca vivir con alegría todo el tiempo que le queda. Las cuentas pendientes y la valentía de encarar el último tramo de la vida, un tema cuanto menos delicado.

truman-1

En conclusión, Truman es una película muy humana, que pese a contar con una temática difícil, mantiene una sonrisa en la cara del espectador de principio a fin. Ricardo Darín tiene esa habilidad de ser espontáneo y alegre cuando todo el mundo le compadece, sabe deslumbrar con su energía e irradiar vida por todos los poros. Desde el respeto, Truman es una película llena de sentimiento.

Una película sobre la muerte que te enseñará lo realmente importante de la vida. Valoración 3.5/5

image56070ec45277a1.06862746

En la foto, Darín y Cámara preparados para recoger su Concha de Plata al mejor actor.