Instituto MEDAC en escasamente 10 años se ha convertido en la marca educativa líder en Formación Profesional a nivel nacional. Su presidente, Paco Ávila, tenía clara la necesidad de implantar metodologías educativas alternativas a las tradicionales en las que el alumno aprenda de forma práctica y la memorización de contenidos teóricos no sea el centro del proceso educativo: “No podemos seguir enseñando a nuestros alumnos con metodologías educativas industrializadas y unidireccionales propias de la época franquista en pleno siglo XXI” razona Ávila. Por ello, MEDAC utiliza una metodología denominada “aprender haciendo”, en la que el 85% de todas sus clases son prácticas, es decir, que el alumno asume el rol activo más allá de ser un receptor de información. Esto implica que el estudiante disfrute aprendiendo y se motive reduciendo drásticamente el abandono escolar. Tras diez años de trayectoria y más de 20.000 alumnos titulados, el 90%de los mismos ya está trabajando. Así, MEDAC llega a Valencia con total humildad y con la ilusión de ayudar a la Comunidad Valenciana a transformar su capital humano y aumentar su potencial de empleabilidad.

 

Sabemos que usted es un emprendedor de ADN y que ha desarrollado muchos proyectos, ¿por qué emprender uno en el sector de la educación?

Porque uno de los principales motores de un país es el nivel educativo de su sociedad y yo creo que en nuestro país la educación siempre ha estado en un segundo plano. Tenga en cuenta que para ver resultados de la implantacíón de un sistema educativo se necesitan al menos 10 años y la política en nuestro país siempre ha sido muy corto placista. El debate educativo debería alejarse de elocuencias ideológicas y centrarse en cuestiones tales como adecuación metodologías en las diferentes edades, procesos de atención a las inteligencias múltiples, procesos de formación y optimización del profesorado, refuerzos educativos, etc. Además, yo he sufrido las consecuencias de un sistema educativo obsoleto e industrializado como el nuestro.

Me pasé toda mi primera etapa educativa hasta que, en aquella época tercero de BUP, pensando que no servía para estudiar. Estaba completamente falto de motivación por esas clases interminables unidireccionales en las que los alumnos tomábamos simplemente la lección, sentados en una silla, sin movernos, sin poder expresarnos.

Llegué a convencerme prácticamente de que no estaba capacitado para los estudios, que no me gustaba aprender; en definitiva, de que era una persona bastante torpe como para poder seguir estudiando. Después de repetir COU, todo cambió. Hoy soy doctor en Ciencias del Deporte, licenciado en Derecho, etc. Lo único que cambió es que tuve la suerte de que un profesor confiara en mí y se diera cuenta de que era una persona hiperactiva. Él fue quien me explicó que mi forma de aprender era otra y que con un método tradicional me sería muy difícil superar la formación reglada . Me ayudó a estudiar de otra manera y ha que fuese poco a poco confiando en mí.

Desde aquí, siempre he estado obsesionado con ayudar a transformar el sistema educativo de nuestro país. MEDAC nació hace diez años y ya se ha convertido en un referente a nivel nacional.

Tiene que haber una fórmula del éxito para convertirse en referencia en tan poco tiempo…

Aquí no hay fórmula. Partimos desde abajo con mucha humildad, pasión y trabajo. Es cuestión de hacer las cosas con sencillez y sin complejos. Tienes que querer de todo corazón cambiar el ‘status quo’ en el que actualmente está inmerso nuestro sistema educativo. Es entonces cuando la gente empieza a mirarte y a confiar en que las cosas en educación se pueden hacer de otra manera. Están inmersos en un plan de expansión nacional bajo el que inauguran diez nuevos centros en el levante y el norte de España, entre ellos uno en Valencia y otro en Alicante.

 

¿Cree que es buen momento?

Por supuesto, actualmente estamos viviendo una “urgencia educativa” en nuestro país. No obstante, no lo es porque lo digan los ranking tipo PISA, que nos tienen metidos en una dictadura a mi juicio absurda, sino porque nuestra capacidad competitiva sigue cayendoy el paro juvenil sigue creciendo. Yo creo que dos de las claves principales para vencer esta terrorífica crisis es con empleo y formación; y a eso ha venido MEDAC a ayudar a la Comunidad Valencia aportando nuestro pequeño grano de arena y seguir sumando.

 

¿Qué cree concretamente que supondrá la apertura de MEDAC en Valencia y Alicante para la comunidad?

Ayudaremos junto con el resto de instituciones públicas y privadas a resolver y minimizar la otra pandemia a la que actualmente nos enfrentamos en nuestro país, El paro juvenil. Tenemos la obligación de mejorar la empleabilidad de nuestros jóvenes, y la mejor manera para ello es la formación en general y la Fp de forma muy especial. La Fp es una formación de gran especialización profesional y altísimos niveles de empleabilidad. El problema que hemos tenido en nuestro país es que desde la dictadura nos han venido contando que éramos formación de segunda clase y eso ha provocado que las familias la tomasen como la última elección educativa para sus hijos. Nada que ver con el resto de Europa donde la Fp tiene un gran prestigio. Lo que ha pasado en nuestro país con la FP ha sido un verdadero drama. Por eso ahora más que nunca nosotros decimos que: “El mundo laboral es de la Fp y la Fp es MEdac” , es una manera de prestigiarla, dignificarla y hacer ver a las familias que la Fp es una elección educativa magnífica. La Comunidad Valencia es una tierra emprendedora y muy luchadora por eso estamos muy ilusionados y vemos mucho futuro en esta tierra. Venimos para ayudar en el proceso educativo de transformar personas y hacer que gente desmotivada encuentre su verdadera pasión. L a Comunidad Valenciana en general está siendo un gran ejemplo de adaptación y saber hacer en cuanto a gestión educativa por lo que nuestra aspiración es formar parte del equipo , remar y sumar.

 

¿Algún consejo para ayudar a los alumnos y sus familias para elegir su itinerario educativo?

Que elijan sus estudios por vocación pero sin dejar ni un momento de mirar los niveles de empleabilidad presentes y futuros de la familia profesional en la que pretender desarrollar su futuro profesional . No podemos seguir aumentado la masa de jóvenes parados perfectamente preparados. Ahh! Y que esto va de estudiar ya para siempre que nunca dejen de estudiar o la velocidad con la que actualmente se está generando conocimiento los dejará obsoletos y fuera de mercado en menos de 3 años.