Vivimos un momento excepcional. València a estas alturas de año pierde en ingresos relacionados con el turismo unos 1.500 millones respecto a cifras de años anteriores y afrontamos una temporada de invierno marcada por el cierre perimetral que impide la llegada de nuevos turistas. Repasamos el complicado presente y el esperanzador futuro del sector del turístico con Antonio Bernabé, director de la fundación Visit València.

¿Cuáles son las claves para no dejar caer un sector esencial para nuestra economía?

Lo que intentamos es estar en todo momento al lado de las empresas, facilitándoles desde el inicio de la pandemia toda la información sobre las ayudas de las diferentes administraciones a las que podían acceder con la máxima celeridad y, posteriormente, durante las sucesivas fases de desescalada tratando de mantenerles al corriente de las medidas que debían poner en marcha para su correcta apertura y funcionamiento con las máximas garantías de seguridad.

Al tiempo continuamos trabajando para no perder presencia en los mercados turísticos. Para nosotros era muy importante mantener el contacto con los operadores y las compañías aéreas para que en el momento que se iniciara la desescalada y se volviera a permitir la movilidad, conocer inmediatamente la conectividad y tratar de recuperar cuanto antes la actividad con campañas de promoción de la ciudad como la de `Valencia en modo ON’, que la preparamos durante el confinamiento y nos permitió ir comunicando como la ciudad se iba activando de manera paulatina durante las sucesivas fases de desescalada.

Ahora tras el paréntesis estival volvemos casi a la casilla de salida con la denominada ‘segunda ola’. ¿En qué se centra en estos momentos la actividad de Visit Valencia con el cierre perimetral de la ciudad?

Nuevamente estamos manteniendo una actividad muy intensa en todos los mercados con la intención de volver a ser de los primeros en retomar la actividad en cuanto regrese la movilidad. Además en el ámbito de los eventos ha habido un cambio de paradigma y muchos encuentros se están realizando en formato on line. Las relaciones y los contactos que antes se hacían de manera presencial, digamos que no se han perdido e incluso se han intensificado con la celebración de estos workshops y ferias en formato virtual.

Por otro lado se han seguido desarrollando con bastante normalidad presentaciones y  viajes de familiarización, lo que nos facilita seguir contando con protagonismo en reportajes y artículos especializados sobre la ciudad. También nos está ayudando mucho en el ámbito de los eventos el éxito organizativo de la fase final de la liga de baloncesto, que nos ha posicionado como un destino muy seguro para albergar eventos de este tipo y se nos pone de ejemplo tanto en el Consejo Superior de Deportes como en multitud de federaciones, una circunstancia que nos está abriendo puertas en candidaturas para acoger nuevos eventos deportivos en el futuro.

Asimismo estamos trabajando mucho lo que es el Mice (Meetings, Incentives, Conventions and Exhibitions/Events), redoblando esfuerzos en todo lo que son congresos, convenciones y demás, porque aunque ahora se han reducido sus celebraciones son eventos que se programan con mucho tiempo de antelación y estamos presentando candidaturas para volver a acogerlos durante los próximos años, llegando incluso a cerrar citas para el 2026.

Es decir que con el sector prácticamente paralizado lo que toca es pensar a medio y largo plazo y trabajar desde ya para que cuando esto termine ser los primeros en volver a recibir turistas…

De hecho en el pasado verano que hubo una reactivación de la actividad, por supuesto nada que ver con las cifras del mismo período del 2019 ya que sufrimos una caída en torno al 60% en el número de pernoctaciones, pero aún así hemos tenido niveles 10 puntos por encima de nuestro principales competidores como son Sevilla, Madrid o Barcelona. Esta circunstancia pone de relieve que hay que continuar trabajando para por poco que se reactive intentar volver a captar el máximo de demanda.

Aquí debemos tener en cuenta que Valencia se ha convertido en un destino muy cosmopolita e internacional. El 70% de las pernoctaciones del 2019 fueron de turistas extranjeros y ese precisamente es el turismo que más ha caído. Por eso ahora estamos centrando muchos de nuestros esfuerzos y medidas de promoción en el mercado nacional, que es el que más se ha mantenido.

Antonio Bernabé entrevista

Dentro del nacional entiendo que se incluye el turismo local, el único activo en este momento. ¿Qué acciones se están desarrollando en este sentido?

Estamos muy centrados en tratar de potenciar el consumo local a través de multitud de acciones y campañas de promoción. Por ejemplo, como no pudimos hacer Cuina Oberta en abril porque estábamos confinados, la hicimos en julio y noviembre. También hemos lanzado la tarjeta ‘Valencia On’ para residentes en la provincia con descuentos en tiendas, museos y todos los espacios de ocio que han querido sumarse a esta iniciativa. Es una tarjeta gratuita y que cuenta ya con más de 15.000 descargas. En el marco de Gastrónoma realizamos una ‘restaurant week’ junto a la Federación de Hostelería… estas junto a otras más son las acciones que estamos realizando en el sentido de animar a la gente para que siga yendo a los restaurantes, a las tiendas y al resto de comercios y propuestas de ocio que todavía tienen a su alcance.

¿Urge como reclama el sector turístico un sistema de ayudas a fondo perdido similar al que durante años han disfrutado sectores como la automoción para propiciar una recuperación V?

Me parece una reivindicación justa y estoy convencido de que van a seguir habiendo nuevos apoyos. Los hubo al inicio y los siguen habiendo a través de los ERTE que permiten que se puedan conservar miles de empleos y que las empresas puedan mantener su actividad. Dsde las diferentes administraciones se han facilitado ayudas con créditos a través del ICO y también algunas ayudas a fondo perdido por parte de las Comunidad Autónomas, como por ejemplo el Bono de Viaje, y dado que la situación se va prolongar este invierno, estoy seguro de que surgirán nuevos apoyos porque es un sector que claramente lo necesita y cuya supervivencia es esencial.

Crisis es sinónimo de oportunidad. ¿Es el momento de renovar nuestro modelo turístico para salir de verdad más fuertes?

Este es el trabajo oscuro que estamos realizando y que aunque no se ve de manera inmediata, va dando sus frutos a medio plazo. De manera paralela a la labor que estamos desarrollando en nuestro día a día como, por ejemplo, dar información veraz y clara de las medidas que va estableciendo la Generalitat y el Gobierno en cada momento y, en este sentido, me gustaría destacar que las empresas del sector han cumplido con todas las exigencias que les han ido planteando las autoridades para garantizar la seguridad de sus clientes y gracias a ese esfuerzo podemos seguir disfrutando de lo que nos gusta que es ir de restaurantes, salir de compras, ir al teatro, realizar una escapada, etcétera… pues bueno de manera paralela a todo ello y a las diferentes iniciativas de promoción y comunicación que tenemos en marcha, lo que estamos haciendo es no perder de vista e incluso acelerar las cuestiones que consideramos estratégicas pensando en el nuevo escenario de movilidad que auguramos se producirá a partir de la próxima primavera cuando superemos la segunda ola y en el que seguro nos encontraremos una gran competencia entre todos los destinos por atraer a los primeros turistas.

Antonio Bernabé entrevista

¿Y dónde pensáis que está la clave para superar a vuestros competidores y volver a situar Valencia en primera línea de turismo?

En la sostenibilidad porque va muy ligada a la seguridad y los destinos que ofrezcan mayor confianza y garantías higiénico-sanitarias al turista van a ser los elegidos. Ahora el visitante busca espacios más abiertos y menos saturados con actividades mayoritariamente al aire libre.

El turista hoy está más concienciado y prefiere escoger destinos que se presenten sostenibles y que estén trabajando por combatir el cambio climático. Valencia se está posicionado como un enclave seguro que apuesta por reducir la huella de carbono y por cumplir con los objetivos de desarrollo sostenible de Naciones Unidas y, todo ello, junto al desarrollo de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética, son factores que el consumidor cada vez más va a ir teniendo más en cuenta a la hora de escoger su destino.

Tengo entendido que Valencia es pionera en la lucha contra la huella de carbono. ¿Qué pasos se están dando en este sentido?

Ya hemos finalizado el estudio de cuál es la huella de carbono derivada de la actividad turística en la ciudad y lo hemos certificado por AENOR. Este estudio nos ofrece una radiografía nítida de la huella de carbono que va dejando el visitante desde que parte de su lugar de origen y durante toda la actividad que desarrolla en la ciudad hasta que se marcha. Ahora, una vez conocida y cuantificada, estamos trabajando para establecer los objetivos de reducción de la huella y cómo llevarlos a cabo.

Pues bien, solo la certificación del estudio nos ha permitido ser protagonistas en un sinfín de artículos de revistas especializas de gran prestigio internacional como Nacional Geografic y las grandes asociaciones de operadores turísticos nos han incluido en su dossier de buenas prácticas y puesto como ejemplo de destino sostenible. Este trabajo sin duda nos posiciona y nos refuerza como destino turístico de cara al futuro inmediato.

Ahondando en el futuro del turismo, ¿qué papel juegan las nuevas tecnologías?

El otro gran pilar además de la sostenibilidad es la digitalización. Es esencial personalizar tu oferta e interactuar directamente con el turista. A veces se nos llena la boca diciendo que tenemos que atraer más turismo de calidad y es un factor que nosotros tenemos muy estudiado: el turista realiza un gasto mayor si se lo pones fácil y le ofreces exactamente lo que está buscando. Muchas veces ocurre que tenemos el producto que le interesa pero no lo sabe porque no se lo hemos comunicando bien.

Cuanto más facilites esa interacción y esa comunicación efectiva, más posibilidades de adquisición inmediata y más gasto en el destino. Todo ello te lo permite la tecnología y por eso vamos a reforzar y acelerar todo el plan de marketing que tenemos en marcha, haciendo partícipes a todas las empresas del sector para que puedan aprovechar al máximo todas esas herramientas tecnológicas.