El consumo no está reñido con el respeto al medio ambiente: la marca presenta carcasas hechas de mata de trigo y TPU, un compuesto biodegradable que sustituye el uso del plástico

El futuro se construye gracias a una mayor consciencia sobre nuestros hábitos de consumo, y cada esfuerzo, cuenta. La firma emprendedora biohana presenta su línea de carcasas para móvil 100% biodegradables, disponibles en varios colores y suaves texturas. Una manera sostenible y sensible de proteger tu móvil de golpes y rayaduras, de forma elegante y resistente. La marca nace del espíritu emprendedor de dos jóvenes, Aina y Alex, con un propósito claro: contribuir a cambiar el planeta en el que vivimos.

Cada carcasa está hecha de un 50% de mata de trigo y otro 50% de TPU, un compuesto biodegradable que aporta elasticidad sin hacer uso plástico, prescindiendo de 33g de este material tan dañino para el plantera, aportando su granito de arena hacia un consumo más sostenible. Además, cada funda es única e irrepetible, ya que gracias a la particular distribución de las fibras de trigo en su compuesto, el resultado al tacto siempre es diferente.

Las carcasas disfrutan de la tecnología Shockproof, para proveer a tu teléfono de una protección a prueba de todo tipo de golpes y rayaduras. Las fundas de ajuste perfecto están ensambladas para ofrecer una seguridad máxima al disponer de 4 extremos elevados de 0,5mm para reducir el impacto en la pantalla. Este avanzado material también evita que la suciedad se impregne en la funda manteniéndola siempre limpia.

Biohana

En su web biohanabrand.com, la marca también ofrece otros productos creados bajo estrictos criterios de sostenibilidad, con la intención de sensibilizar a la sociedad sobre el hecho de que el consumo puede convivir con el respeto al medioambiente. Más de 85 referencias entre carcasas, cordones y fundas de Airpods en diferentes colores y un diseño compacto y original, hacen de la marca una opción para todos los gustos y estilos.

El nombre de biohana proviene de la filosofía holística oriental y simboliza florecer, evolucionar. Para estos emprendedores, el consumo debe evolucionar hacia un mundo concienciado y comprometido con la tierra, el medioambiente, la biodiversidad y los ecosistemas.

Aina resume la filosofía de la marca de este modo: “Creemos que uno de los principales motivos por los que nuestra sociedad no cambia sus hábitos, es porque generalmente le requiere mucho dinero y esfuerzo. Si conseguimos productos de alta calidad con un precio asequible invertiríamos la tendencia facilitando esta evolución”.