La ciencia ha ido tomando la calle, y los lugares de ocio, buscando nuevos formatos y espacios para acercarse a la ciudadanía, por eso el Botánico se suma con Ciència a la fresca.

Este verano el Botánico ofrece una actividad única para las noches de julio, los tres primeros jueves de mes acogerá Ciència a la fresca. Organizado junto a la Física del Grel, se trata de un ciclo donde se mostrarán interesantes contenidos científicos junto a actuaciones musicales muy especiales, en un ambiente donde tomar algo fresquito y disfrutar de los atardeceres al Jardín. ¿Se puede imaginar un plan mejor?

Así, podremos escuchar hablar de ciencia al tiempo que disfrutamos de un rato de entretenimiento, con divulgadores y divulgadoras hablando de sus temas de investigación habituales, música agradable, y un punto de servicio para tomar una bebida. 

Ayer jueves 4 de julio, comenzó el ciclo con la ciencia minúscula. De botánica minúscula habló la doctora en filogeografía Isabel Martínez-Nieto, sobre los genes del madroño y cómo hacen que sus hojas estén adaptadas a la radiación solar. Al frente de la física minúscula estuvo la catedrática Ana Cros, hablando de nanotecnología; y acabó Carlos Romà, doctor en biología molecular y genética. Las tres charlas se combinaron con la música minúscula de Paper moon, que combina estilos como el jazz, el soul o el pop, interpretando tanto versiones como temas propios. 

Por su parte, la ciencia insólita será la protagonista el día 11 de julio. El catedrático y divulgador José Ramon Alonso, nos contará una de sus maravillosas historias, esta vez sobre el plátano. Y lo acompañará, por su parte, el divulgador Nahum Méndez con geología insólita. Con ellos dos podremos disfrutar ese día de la música de Carlos Sanchis, instrumentalista y compositor. ¿Habéis oído sonar al serrucho o el theremin?

Y el tercer día de Ciència a la fresca estará dedicado a la ciencia a lo bestia. Así, el 18 de julio, Anna García, directora del Museo de Historia Natural de la Universitat de València, llegará con la paleontología a lo bestia. Por su parte, M. Ángeles Alonso, doctora en biología, será la encargada de la botánica a lo bestia, porque las plantas pueden ser los organismos más longevos de nuestro planeta. Y cerrará el ambientólogo y divulgador Andreu Escrivà con el medio ambiente a lo bestia, y todos los cambios que se están produciendo debido a la crisis climática. Este día la música correrá a cargo de la percusión afro-brasileña de Cientambores.

Una programación de lo más completa, que pretende ofrecer divulgación científica en un espacio de ocio, además de combinar la divulgación de la botánica con otras disciplinas para atraer al público más variado. Además, la opción de disfrutar del Botánico al anochecer, supone una de las actividades culturales más interesantes de la ciudad en este mes de julio.

La ciencia ha ido tomando la calle, y los lugares de ocio, buscando nuevos formatos y espacios para acercarse a la ciudadanía, por eso el Botánico se suma con Ciència a la fresca.

Todas las sesiones son a las 20 h, en la plaza Carles Pau del Jardín Botánico, y de entrada libre. Más información en la página web del Jardín botánico.


Otras noticias de interés: