Los tres nuevos proyectos de Carril Bici van destinados a las grandes avenidas de la ciudad

Este viernes, 6 de julio, la Junta de Gobierno Local ha aprobado tres nuevos proyectos de carril bici surgidos de los presupuestos participativos, tanto de 2017 como de 2018. Se trata de los correspondientes a tres grandes avenidas de la ciudad, como son Primat Reig, y las Grandes Vías Ramón y Cajal y Ferran el Catòlic; y a la corrección de parte del de la avenida del Port, uno de los más criticados tanto por ciclistas que circulan por él como por peatones que caminan en su entorno.

Uno de los más significativos es el proyecto de carriles bici para las Grandes Vías, Ramón y Cajal y Ferran el Catòlic, desde plaza de Espanya hasta el viejo cauce del río Turia, ya que en él, por primera vez en la ciudad en un caso de estas dimensiones, se establecerá un carril bici unidireccional por sentido de circulación anexo al carril EMT-Taxi, que a su vez estará segregado del resto de la circulación. El reparto del espacio segregado será de 1,20 metros de ancho para el carril bici, mientras que para el carril EMT-Taxi serán 3,15 metros. Con un presupuesto de licitación de 302.098,67 euros, estos carriles darán solución a 1.700 metros de recorrido para vehículos sostenibles en una arteria principal.

Aún más —2.400 metros en total— cubrirá el proyecto de carril bici de la avenida de Primat Reig, desde la avenida de la Constitució hasta Blasco Ibáñez, pasando por avenida de Catalunya. En este caso, el carril bici será bidireccional y de 2,50 metros de ancho, discurriendo pegado a la acera sur de la avenida, por lo que el carril EMT-Taxi se desplazará. Las paradas de EMT dispondrán de un paso de peatones elevado –a nivel de acera- para que los usuarios del autobús puedan cruzar el carril bici sin problemas y subirse al mismo. Otra singularidad de este proyecto es que, al llegar a la avenida de la Constitució, cuando circule paralelo a la rampa del paso inferior, al haber únicamente un carril en calzada, éste se convertirá en ciclo-calle.

El carril bici de la avenida de Primat Reig, con un presupuesto de licitación de 493.341,76 euros, conectará el carril bici de avenida de la Constitució (que se hará previamente) con el de Blasco Ibáñez, y en su recorrido enlazará también con los carriles bici de Almassora, Cavanilles y Dr. Gómez Ferrer, dando servicio directo a los distritos de Rascanya, Saïdia, Benimaclet y Algirós.

«Las personas quieren y deben poder circular de manera sostenible utilizando las vías más directas. De ahí que estos carriles bici en arterias principales hasta ahora reservadas en exclusiva a los vehículos motorizados hayan surgido de procesos participativos y su construcción, además de necesaria, sea obligada», ha apuntado el concejal de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi.

Finalmente, la Junta de Gobierno Local también ha aprobado el proyecto para bajar a calzada el tramo de carril de la avenida del Port ya existente entre Serradora y J. J. Dómine. El carril de esta avenida, construido sobre acera coincidiendo con la reurbanización de la avenida, ha sido siempre fuente de quejas por su emplazamiento en la acera y su peligroso diseño a pesar de las grandes dimensiones de la vía. El actual proyecto, con un precio de licitación de 300.112,62 euros, ha sido realizado como resultado de la solicitud ciudadana dentro de los presupuestos participativos, se trasladará a la calzada, emplazándose a uno de los carriles de circulación ya existentes, y teniendo carácter bidireccional, segregado y un ancho de 2,50 metros.

«Desde la Concejalía de Movilidad Sostenible —ha apuntado Grezzi— estamos seguros de que estos nuevos carriles, directos y segregados del tráfico, contribuirán a que muchas personas que hasta ahora no se atrevían a circular en bici por estas vías, que son las más directas para acudir a sus centros de estudios o trabajo, ahora se animarán a dar el paso y desplazarse de manera rápida y sostenible».

«A día de hoy más de 60.000 vehículos de motor circulan a diario por las Grandes Vías Ramón y Cajal y Ferran el Catòlic, más de 45.000 por Primat Reig y otros 20.000 por la avenida del Port», ha señalado el concejal. «Plantear una alternativa de calidad para cambiar ese modelo, reducir esos números y las consecuencias negativas que genera esa intensidad de tráfico en el interior de la ciudad era un mandato y un deseo ciudadano, y lo estamos cumpliendo», ha añadido. «Nada hay más satisfactorio que el hecho de ver cómo la ciudadanía celebra la mejora en la calidad de vida en nuestra ciudad que estamos percibiendo y por la que se empieza a reconocer a València», ha concluido.

Otras noticias de interés:

LA PROHIBICIÓN DE APARCAR EN EL CARRIL BUS DARÁ COMIENZO EN MAYO