“Aboulomania digital”

autor-noticia-icon

COMPARTIR

Desconozco si ya le han puesto nombre al fenómeno de sentarse delante de tu pantalla y ser incapaz de escoger qué ver a continuación.

Yo propongo: “Aboulomanía digital”, que viene del griego: α-, que significa sin, βούληση-, voluntad y μανία-, locura demencia de la indecisión, y digital porque los contenidos los vas descartando deslizando con el dedo en un bucle sinfín.

Puedes ser la persona más decidida del planeta en tu vida cotidiana. Ser capaz de romper con todo e irte a vivir al Tíbet sin pensarlo más de dos segundos, pero me juego los seis títulos de Liga del Valencia CF a que eres incapaz de elegir qué serie nueva ver en menos de una hora. No vale que te acaben de recomendar unas mil personas distintas y lo tengas clarísimo. En ese caso no hay duda posible. Yo digo cuando ya has visto esa serie de la que todo el mundo habla y te tienes que enfrentar a pecho descubierto a las hordas de sugerencias de Netflix, Movistar, Prime, Filmin, Rakuten… ¡Caes rendido antes de empezar a ver nada!

Series para combatir la indecisión

Si quieres ir a tiro hecho y no fallar en la elección, El Espía (Netflix) es una apuesta segura. Quizá no te esté contando nada nuevo y ya la hayas visto porque tiene algún añito, pero también es posible que a muchos se les haya traspapelado este serión en el mar cinematográfico infinito de las plataformas digitales.

Basada en hechos reales, narra la historia del espía iraní Eli Cohen, agente secreto del Mossad que logró infiltrarse en Siria durante la década de los 60. La serie está muy bien ejecutada, pasas momentos de auténtica tensión y la soberbia interpretación de Sacha Baron Cohen es motivo más que suficiente para su visionado. ¡Cuesta creer que este tío sea Borat! También imperdible se presenta Raised by Wolves (HBO) (Movis- tar+), de Aaron Guzikowski y Rid- ley Scott. Ciencia ficción en estado puro con viajes espaciales, futuros distópicos, civilizaciones postapocalípticas, necromancersandroides mortíferos y grandes dosis de reflexiones existenciales. Una serie imprescindible para los amantes del género. Con una narrativa y fotografía serena e inquietante, no esperes ver nada que hayas visto muchas veces antes, porque Raised by Wolves es otra cosa. Radicalmente distinta a las dos anteriores recomendaciones, pero más adictiva si cabe, Cruel Summer (Amazon Prime) ha reinado a lo largo y ancho de este verano.

Habrá quien me tache de ensalzar la típica serie de instituto americana, con el manido enfrentamiento entre la chica más popular del insti y la friki que esconde un diamante en bruto, le roba al novio quarterback del equipo de fútbol y se convierte en la reina del baile de fin de curso. Pues sí, y no. Cruel Summer es eso y mucho más. Los 10 capítulos se devoran de una sentada, porque la tensión va en aumento y nada es lo que parece. Utilizando magistralmente el recurso del flashback como hilo narrativo de toda la historia, la trama discurre a lo largo de tres veranos distintos de la década de los 90. Lo más atractivo de esta ficción es que en ningún momento sabrás quién miente y quién dice la verdad. Elucubrarás hasta el infinito y cambiarás de pareceren cada entrega. ¿Quiénes son los buenos y quiénes los malos? Tendrás que verla para saberlo.

TAGS

COMPARTIR