Uno de los grupos más personales e influyentes de la escena nacional de los últimos años y del que muchos intuían su separación. Nada mas lejos.

Con su cuarto disco, “Diamantes”, el grupo de Pamplona, El Columpio Asesino, consiguió consolidar una marca para los libros de historia del pop rock nacional: oscuros y rodeados de tensión, un acabado sofisticado y diferente, una dualidad vocal irresistible, y hits, muchos hits.

“Toro” fue un éxito alternativo en muchos países de habla hispana, y la banda consiguió nada menos que 5 premios de la Música Independiente: Mejor Grupo Español, Mejor Canción, Disco de Rock, Producción Musical y Mejor Directo. También recibieron el Premio IMAS en México al Mejor Artista Español.
“Diamantes” fue disco del año para la revista Mondosonoro y estuvo presente en la mayoría de listas de medios tanto en España como en Latinoamérica.

En abril de 2014 publicaron “Ballenas muertas en San Sebastián”, un regreso muy esperado que no consiguió aplacar las ganas del grupo por seguir caminos poco manidos. Con él consiguieron atrapar el sonido de un directo ya de por sí crudo, tenso y potente. Es un disco arriesgado, con sonidos y letras oscuras y crípticas.

el columpio asesino
Pero una de las cosas que mejor define a la banda es el ímpetu y la factura de sus directos, muy apreciados por un público fiel.
Ahora, tras un merecido descanso, vuelven temporalmente a los escenarios (mientras trabajan para, quizás, sorprendernos con algo nuevo) con un concierto en Valencia de lo mas esperado, tras mas de 2 años sin venir a la ciudad (28 y 29 de noviembre 2015), donde hicieron doblete de sold outs en dos conciertos memorables.

El Columpio Asesino, una banda imprescindible para entender el rock facturado en nuestro país en la última década.