Así está afectando el confinamiento a nuestra salud.

La actividad física cae en picado

Según los datos que maneja la entidad y como era previsible, la actividad física se ha desplomado, al menos, un 40%. Con los efectos que esto implica sobre el aparato locomotor y muscular, la pérdida de capacidades aeróbicas del individuo, el incremento de la sensación de fatiga, la reducción del gasto calórico, etcétera.

Hasta 17 millones admiten ser sedentarios, y un 7% más, no hacer nada de ejercicio. Los mayores son un grupo destacable, pues solo el 54% de los superan los 65 años mantiene unos hábitos de vida saludable.

solo el 21% de los menores de 10 años hace deporte. El 81% de los adolescentes en edad escolar no se mantienen lo suficientemente activos y el 80% de los niños únicamente lo practica en el colegio. Tampoco podemos olvidar que hacer ejercicio fortalece el sistema inmune, clave en estas circunstancias.

Comemos peor

Durante el confinamiento se ha disparado la compra de productos perjudiciales para la salud. Según los datos que maneja acierto.com, solo el 7% de la población alcanza los mínimos de una alimentación saludable.  Se estima que los españoles podrían llegar a engordar hasta cuatro kilos durante el confinamiento.

Los efectos psicológicos del confinamiento

El confinamiento  incrementa las posibilidades de experimentar ansiedad, insomnio y otras patologías como la depresión. Además, nos vuelve más irritables y nos produce abatimiento.  Sin embargo, quedarse en casa es imprescindible para frenar la pandemia.

Consejos para superar el confinamiento con éxito

1- Hacer una dieta saludable. Comer sano no significa comer aburrido.

2- Hacer una rutina de ejercicios. Ayudará a mantenernos en movimiento a pasar un rato divertido.

Volviendo a las especialidades, destaca la terapia psicológica online, que nos ayudará a hacer frente a los sentimientos negativos –estrés, ansiedad– asociados al confinamiento. Además, hasta el 96% de los pacientes que se decantan por ella están satisfechos.