Este es el acto que cierra las Fallas, un acto emotivo donde los sentimientos de todo lo vivido afloran.

La cremà suele ser una noche triste para los falleros, y especialmente, para las falleras mayores puesto que termina su año de mandato. No hay consuelo para las falleras mientras estas ven como el fuego consume sus queridos monumentos.

Primero le tocó el turno a la falla infantil de la Plaza del Ayuntamiento, y horas más tarde, tras un castillo de fuegos artificiales, la última falla, la de la Plaza del Ayuntamiento, se consumía por el fuego.

Os dejamos con las emotivas imágenes de la cremà 2018.

Más noticias de interés:

CELEBRACIONES DE SEMANA SANTA EN LA COMUNIDAD VALENCIANA.