En este fin de semana en el que se rinde homenaje a nuestra Mareta, comienza la dansà 2018. El despliegue de personal a cargo del que brillará la plaza de la Virgen ultiman los detalles para que todo sea perfecto. Mayores y niños llenarán de alegría el corazón de valencia con el fin de mantener viva la tradición, aquella que ya se estaba perdiendo pero que parece está experimentando un resurgir espectacular en los últimos años.

Uno de los temas que todavía siembra alguna que otra controversia, es la Indumentaria Valenciana. Se trata de uno de los pocos actos que todavía goza de cierta libertad  y no está expuesto a una estricta vigilancia siguiendo directrices de protocolo. Así como otros actos falleros sí que tienen un marcado protocolo a seguir, la dansà todavía no cuenta con unas normas al servicio de todos por las que poder guiarse a la hora de participar, y es esta ambigüedad la que molesta a ciertos fieles y entendidos de la época y la indumentaria tradicional. Para ello, a pesar de que no es algo obligatorio, voy a dar unas pinceladas sobre aquellos aspectos fundamentales si lo que realmente queremos es conservar las tradiciones lo más ajustadas a la realidad.

Y aquí van los tips para ir acorde a la dansà en pleno 2018!

  • Colores vivos y combinaciones espectaculares harán que todas las miradas vayan a tu traje cuando bailes. La tela de la falda suele ser de un solo color, con algún adorno en el borde inferior como por ejemplo una puntilla elegante que de más vuelo a la falda bailando.
  • Se recomienda que el largo del guardapiés sea por los tobillos, quedando los zapatos visibles  y facilitando así los movimientos en el baile.
  • Respecto a las manteletas nada de lentejuelas o decoraciones excesivas. En este caso lo menos es más, y la sencillez es la clave para brillar. Recordemos que estos trajes, son entre los diferentes estilos los que más se ajustan a las vestimentas originales. Trajes recordando a campesinas y trabajadoras llevando a cabo sus labores diarias. Es por ello que el sentido común será tu mayor aliado a la hora de elegir las combinaciones adecuadas. Aquí los colores tienen más libertad con respecto a la tela. No se tiene por qué ir completamente conjuntada. Lo más parecido a la realidad sería llevar delantal de color diferente a la tela del traje.
  • El pañuelo de pecho o mocador de pit es uno de los elementos fundamentales del atuendo. Haciendo honor a la época que representan, su uso era diario y se combinaban entre las piezas del ajuar de las señoritas. Existen muchas formas de llevarlo. Todas correctas siempre y cuando quede cubriendo el escote del justillo o coteta, muestra de modestia y respeto.
  • Es recomendable llevar justillo o coteta. Son de tirantes que suelen llevar una camisa blanca debajo. Es mucho más cómodo para moverse y poder bailar adecuadamente.
  • De la misma manera, se recomienda llevar zapato cómodo. Un tacón comedido o un incluso alpargatas para evitar resbalar.
  • Respecto a las peinetas, las de origen Valenciano. Evitar las de bolas que representaban la moda internacional de la época. Las más adecuadas serían aquellas con forma rectangular. Más parecido a la forma de peine, origen del que parten las actuales peinetas. Los motivos serían los de flores, amor, fertilidad…
  • Sería más correcto el de un solo moño, ya que los justillos pertenecen a la indumentaria del sXVIII. Se puede llevar una sola peineta (la grande), o las dos pequeñas.
  • Y este tip es para las que se inician, el vuelo se consigue con dos o más enaguas almidonadas. Nada de cancanes cortos o ahuecadores, que lo único que harán es incomodarte bailando.

Espero que estos tips os ayuden con esas pequeñas dudas que todos tenemos alguna vez a la hora de vestirnos. Porque para gustos, colores, pero según los expertos, así es como mejor hacemos honor a la tradición!