Iván Sánchez: “La escritura es la experiencia más liberadora que he vivido”

autor-noticia-icon
El magnetismo de Iván Sánchez traspasa la línea telefónica y también su empuje. Un tesón que le permite afrontar la gran cantidad de proyectos que acomete. El actor madrileño acaba de estrenar la serie 'Miguel Bosé. Yo seré' en la que encarna al controvertido cantante.

COMPARTIR

El magnetismo de Iván Sánchez traspasa la línea telefónica y también su empuje. Un tesón que le permite afrontar la gran cantidad de proyectos que acomete. El actor madrileño acaba de estrenar la serie ‘Miguel Bosé. Yo seré’ en la que encarna al controvertido cantante. Dio sus primeros pasos en el mundo del espectáculo como modelo y, después, saltó a la interpretación convirtiéndose en ‘guapo’ oficial de muchas series de éxito, como Hospital Central o Periodistas. También protagonizó el musical de El Guardaespaldas y conquistó la televisión mexicana con papeles de galán… En 2020 regresó a la ficción española como fichaje de Pequeñas coincidencias. Y si por si todo esto fuera poco, además, Iván Sánchez Zapardiel acaba de publicar su primer libro, Sueño (Planeta), una novela intimista y reflexiva sobre las relaciones y las distintas etapas del amor.

Acabas de publicar tu primer libro… Sueño. Siendo actor ¿Cómo surge el proyecto?

Sueño surge sorprendiéndome, en primer lugar, a mí mismo. No era un proyecto que tuviese planificado de antemano. Lo escribí hace ya dos años porque desde siempre he plasmado en papel mis locuras, mis pequeñas cosas. De esta forma, surgió el primer capítulo de la novela y se instaló en mi cabeza, no paraba de darle vueltas a la idea. A los seis meses, tomé la decisión de sentarme a escribir y la redacción me llevó un mes y medio. Fue un torrente creativo, algo que nunca me había pasado, inconsciente, instintivo y onírico. Para mi era una responsabilidad publicar porque soy un gran lector y tengo mucho respeto a los autores y sus obras.

¿Qué has querido transmitir con esta obra? ¿Qué sugiere el título para ti?

No ha habido una intención consciente, ya que el libro parte de mi necesidad por contar cosas, ha sido más bien un canal de expresión. Es una reflexión sobre el amor y sus etapas, nuestras cargas, nuestras decisiones, he tratado de navegar por esta línea. La titulé como el primer capítulo, Sueño, porque es como un sueño complejo, un viaje, no es una historia nada convencional y tiene un final abierto.

Uno de tus últimos trabajos ha sido el de la serie Bosé ¿Cómo ha sido meterte en la piel de una persona tan reconocida por todo el mundo?

La serie sobre Bosé ha sido una experiencia maravillosa que al principio me inspiró mucho respeto, al tratarse de una persona reconocida. Ha supuesto una verdadera delicia, porque he podido trabajar con tiempo, investigar… Miguel ha tenido una vida excepcional y muy interesante.

¿Qué es lo que te ha resultado más difícil de este proyecto?

Ha sido todo muy sencillo, un proceso con el que he disfrutado mucho. Pero claro, si buscas Miguel Bosé en Google tienes millones de referencias, y todas se refieren a su vida profesional o personal, pero ninguna a su esfera privada. Acceder a esa parte tan íntima ha sido el mayor reto. La gente sólo hace conjeturas, pero pocos saben lo que hay dentro.

¿Has descubierto algo de Miguel que desconocías?

No era consciente de la cantidad de trabajo, canciones, cine, teatro, de esa perseverancia y tesón que tiene Miguel. Su fuerza de voluntad es lo que más me ha sorprendido. Siento muchísima admiración por él.

Estuviste rodando también en México (telenovelas) ¿Qué diferencias existen a la hora de trabajar allí y aquí?

Al final es un proceso similar, se ruede dónde se ruede. Debes contar una historia con la mayor verdad posible. Si que es cierto que varían algunos elementos según el tipo de proyecto, si es cine, televisión y teatro. Pero cambia el presupuesto y el tiempo disponible, en el caso de los seriales dispones de menos calma.

¿Cómo es tu proceso de interpretación de los personajes? ¿Cómo te preparas?

La preparación depende del proyecto y del tiempo que dispongas para él. En mi profesión, como actor te enfrentas a un proceso muy interesante de investigación, lectura y estudio del texto, ensayo… Pero cada proyecto es un mundo, aunque las historias terminan en escenas que trabajas con un equipo. En cambio, en la escritura eres libre, es la experiencia más liberadora que he vivido.

Además, has trabajado en teatro, concretamente en El Guardaespaldas. Los actores que han hecho teatro dicen que tiene un algo que suele enganchar ¿Qué crees que es?

Sin duda alguna, el directo del público, cualquier cosa que suceda en el escenario no debe impedirte continuar. Es adrenalina pura. Yo cada cierto tiempo intento hacer teatro porque es mágico, tiene algo distinto, que engancha.

¿A quién te gustaría interpretar que no lo hayas hecho ya?

Me gustaría meterme en la piel de Alejandro Magno, aunque ya no podré porque él murió a los 33 años (risas).

Cine, televisión, literatura… ¿Qué te falta por hacer?

Me manejo con metas a corto o medio plazo. Estoy en un momento muy dulce y hago lo que me gusta, una etapa interesante que retroalimenta mi vida, pero ha sido un año muy intenso y no tengo nada inmediato. Tres películas, la serie, la promoción del libro… Aún así, os puedo adelantar que estoy mirando algo para televisión en enero y febrero, y películas a partir de agosto. Además, también pienso en repetir con la literatura.

sueño 06

TAGS

COMPARTIR