El pasado miércoles 18 de mayo Hello Valencia se reunió con María Pedraza y todo el equipo artístico y de dirección de la película AMAR, producida por Avalon P.C., Amar La Película A.I.E. y Filmeu, con la colaboración de TVE, CulturArts y la participación de NETFLIX.

Una historia que habla sobre el primer amor, el desgaste y deterioro como consecuencia de amar con una intensidad tan apabullante como devastadora a una edad muy corta. La película está siendo rodada íntegramente en Valencia desde el  25 de abril. Está dirigida y escrita por Esteban Crespo (nominado al Oscar por su cortometraje Aquel no era yo), y protagonizada por Pol Monen y María Pedraza, con quien conversamos de forma más íntima y nos contó algunos detalles inéditos. 

Amar, María Pedraza

 

¿Qué significa para María Pedraza hacer esta película?

Yo soy bailarina de danza clásica. Esta es mi primera película y le ha dado a mi vida un giro de 180 grados. Está siendo una experiencia increíble, no me arrepiento haber elegido este camino. Cuando pasé las tres pruebas del casting no me lo creía. Está siendo algo maravilloso, estoy aprendiendo un montón. La danza en este caso me ha ayudado mucho, por no tener miedo a las cámaras y estar cómoda. Es muy duro sentir tantas cosas a la vez y, dices: ¡si es que lo siento de verdad! Sentir tu personaje es precioso.

Cuéntanos qué es AMAR

Amar, como el propio título dice, es una peli de amor, pero creo que es una película que dice todo, que muestra todo. Empieza con un amor muy muy fuerte, como es el de una madre, y luego sigue con el de Carlos, que es el chico que conoce y que para ella, Laura, lo es todo. Y es ese amor que se va desgastando poco a poco, por muchos motivos, por decepciones, traiciones, por sus amigas y por el cambio tan grande que da Laura, que se deja llevar por las opiniones de los demás, y traiciona a Carlos,  y acaba también traicionando a su madre.

 

¿La película puede transmitir un mensaje a los jóvenes por la forma de empezar una relación y hacerla demasiado dependiente?

Sí, creo que Laura y Carlos se lo toman demasiado en serio, y en realidad son como niños, y es todo como muy intenso. Creo que en mi opinión hay que ir más poco a poco. Es como que de repente se ven, se conocen y es todo con esa persona. Hay que tener cabeza y decir: no puedes tener un hijo con 16 años o con 17, o coger y fugarte. Tu pareja no puede ser todo en la vida.

¿Cómo definirías el personaje de Laura?

He tenido la suerte de que el personaje de Laura se parece mucho a María y en eso he encontrado complicidad con mi personaje, me he sentido muy cómoda. Yo a Laura la definiría como una chica que cuida lo que tiene a su alrededor y lo da todo por esa persona, que es Carlos. Pero cuando se deja llevar por las opiniones de los demás es cuando de verdad pierde el control, pierde su cabeza y no ve la gravedad de las consecuencias de lo que hace.

María Pedraza con el equipo de Amar

¿Y qué me dirías para diferenciar esta película de las demás películas de amor?

Pues creo que esta película es más profunda. A parte del amor, creo que esta película dice más cosas. Tiene momentos de dolor, de mucho dolor, no es todo amor. Porque empieza con un amor muy muy fuerte y es el deterioro, las decepciones, es más profunda yo creo. Es la vida en sí, no todo es color de rosa. Es una pasada.

¿Es una película con final feliz?

Bueno…termina con un interrogante con el que creo que el espectador se va a quedar pensando. Ella vuelve al pueblo y a Carlos lo volverá a ver o no, tienen una despedida preciosa, una despedida increíble en la que se dicen todo. Es un momento de perdón, de decir: por favor recuérdame, recuérdame siempre en mi corazón porque  algún día nos volveremos a ver. Y claro, ahí queda esa cosa de decir: ¿se volverán a ver o no?

Visita nuestro blog dedicado al mundo de cine: Someone In The Crowd