El babyboom de los 60 parece no ser nada comparado con el aumento de estudios de tatuaje en Valencia durante la década de los 90. Hoy en día, Valencia es una ciudad que no solo tiene arte en las calles, sino en cada una de las personas que muestran en su piel una parte de sí mismos.

Hemos encontrado los mejores estudios en Valencia para que te hagas un tatuaje:

El equipo de Bobberks ink

En este estudio se ofrecen varios servicios, entre ellos la modificación de tatuajes que te hayan dejado insatisfecho. Tintas veganas, piercings y una calidad óptima, todo ello envuelto en un ambiente de lo más rockero.

Dirección: Carrer de la Barraca, 48 / Teléfono: 963 28 75 36

Una eminencia en el mundo del tatuaje es el famoso Pincho Bodymod. Sólo con verle a él ya puedes imaginar todo lo demás. Su equipo, un entorno totalmente equipado y decorado al detalle. El eslogan de este estudio tampoco te dejará indiferente. Descúbrelo tú mismo.

Dirección: Calle del Cronista Almela y Vives 2, Valencia / Teléfono: 676 137 613

Un original tatuaje de un gato con sombrero, en colores vivos y con mucho detalle

Si quieres sentirte en buenas manos, al frente de este estudio está un artista con más de 20 años de experiencia en el arte de tatuar. Además, su carta de presentación cuenta con cinco tatuadores más que podrán trazar las líneas que en tu imaginación nazcan. Inspiración y trabajo es la clave de este lugar.

Dirección: Carrer de Lepant, 13 / Teléfono: 960 07 69 24

Cuatro diseños de tatuajes plasmados en la piel, cortesía de Kaeru tattoo

Un estudio que emigró desde un pueblo hacia la ciudad para crecer. Verdaderos artistas con título te ayudarán a encontrar una pieza, o las que quieras, que se identifique contigo. Old school, new school, realismo, tribal… La tinta no tiene límites en este rincón artístico valenciano.

Dirección: Calle del Poeta Mas y Ros, 33 / Teléfono: 665 28 05 48

Una pieza minimalista, tatuaje a manos de Dermatopía

A los mandos de este estudio se encuentra una verdadera artista polifacética. Diseñadora de moda y también tatuadora de profesión. Originalidad en estado puro. Si quieres un tatuaje único, un diseño perfecto podría ser en acuarela.

Dirección: Carrer dels Vivons, 25, 46004 València / Teléfono: 618 56 36 96

Tatuaje realista de un león, obra de Miguel Bohigues (V tattoo)

V TATTOO es un estudio de fama nacional e internacional. Miguel Ángel Bohigues, tatuador que se unió meses después de nacer el negocio, ha ganado numerosos premios que le han hecho alcanzar un nivel de prestigio. Este estudio de tatuajes no se encuentra en Valencia capital, sino en la localidad de Aldaya. A pesar de ello clientes de diferentes zonas acuden para ponerse en manos del experimentado equipo. ¡Echa un ojo a su página web!

Dirección: Calle Cuenca, 18, 46960 Aldaya, Valencia / Teléfono: 651 19 84 99

Realismo animal obra de Tropican Tattoo

Una piel es como un lienzo, en este estudio de tatuajes situado muy céntrico en Valencia podrás plasmar cualquier idea. Cuentan con una variedad de artistas especializados en diferentes estilos que podrán recrear desde lo más genuino en el mundo ink hasta lo más novedoso y creativo.

Dirección: Carrer Tavernes Blanques, 1 / Teléfono: 960 80 43 44

Un tatuaje hecho manga

En Manitatuz te tratan como a un rey. Dibujos personalizados, libros donde puedes consultar ideas, profesionales titulados y mucha calidad en los resultados. El equipo son Massimo Ferro, dueño y tatuador. junto a Gianluca Colella, pintor y también tatuador. Ambos con mucha experiencia, te ayudarán a encontrar la pieza perfecta para ti.

Dirección: Carrer de los Derechos, 13 / Teléfono: 961 143 324

Tatuaje geométrico de un ciervo cortesía de Tatuarte

Uno de los estudios más antiguos de la ciudad, situado en nuestro querido Barrio del Carmen lleno de arte y vanguardias. La higiene, calidad y buen resultado son su sello de identidad. Además, el talento y los años de práctica respaldan el negocio junto con el asesoramiento que prestan a sus clientes.

Dirección: Plaça dels Furs, 2 / Teléfono: 963 92 46 39
Un poco de historia

Nos remontamos al año 2000 a. C, donde encontramos la evidencia más antigua de tatuajes en las momias de la Cultura Chinchorro, en la costa de Perú. Estos tatuajes consistían en un bigote delgado sobre el labio superior de los hombres. Por otro lado, en América del Norte, los indígenas utilizaban los tatuajes como parte del ritual de paso. Es decir, cuando una persona pasaba de la pubertad a la adultez se le tatuaba con el fin de proteger su alma. Sin embargo, esta no era la única utilización ritual que se hacía del tatuaje en esta región del mundo. En América Central, las tribus utilizaban los tatuajes a modo de conmemoración de los caídos en batalla y como forma de adoración de los dioses.

Décadas más tarde, el tatuaje llegó a Occidente por vía marítima. Las expediciones de Colón en América y del capitán James Cook a las islas de la Polinesia fueron el punto de partida del tatuaje hacia Occidente. En estas expediciones los marineros tuvieron contacto con los indígenas amerindios, con los maoríes y con otras tribus que les enseñaron el arte de tatuar. A su retorno, los marineros abrieron sus propios estudios de tatuaje y popularizaron esta disciplina entre los sectores populares. En 1846 se abre en Nueva York lo que aparentemente fue el primer estudio de tatuaje.

El tatuaje ha tenido muchas funciones a lo largo de la historia, llegó incluso a significar la marca de los prisioneros de campos de concentración durante la Alemania nazi. Afortunadamente, desde finales del S.XX ha sido popularizado e incorporado progresivamente a la sociedad y hoy día cumple funciones puramente estéticas, un modo de expresión artística que no distingue entre sectores sociales.

Noticias que te pueden interesar:
Los 10 mejores restaurantes en el centro de Valencia