El producto es apto para la construcción de los monumentos falleros sin renunciar a su espectacularidad, lo que supone darle un sello de calidad a nuestras fiestas.

La propuesta acaba de ser presentada ante la Unesco para que apoye el proyecto en su próxima Asamblea. Superaría los problemas de los materiales contaminantes, emitiría solo un sutil humo blanco y acabaría con el conflicto para eliminar la paja de arroz.

La ingeniera química y emprendedora valenciana, Ana Blasco, ha creado un nuevo e innovador material ecológico realizado a partir de la paja de arroz para la construcción de monumentos falleros que podría utilizarse a partir de 2018.

Así lo ha dado a conocer tras reunirse junto al diputado autonómico Vicente Betoret, con el Presidente del Centro UNESCO Valencia Mediterráneo, José Manuel Gironés para presentarle la nueva propuesta que superaría los problemas de los materiales contaminantes y acabaría con el conflicto que vive la ciudad para eliminar la paja de arroz.

El objetivo, según ha explicado Betoret, es presentar “este nuevo componente ecológico al Centro Unesco, para que, en la próxima asamblea que se celebre, se apruebe el apoyo al proyecto”.

En este sentido, ha manifestado que “a pesar de que las Fallas fueron reconocidas en noviembre del año pasado como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO, tras la aprobación de Comité World Heritage, tenían sin resolver la recomendación de la misma organización internacional, el uso de un material más ecológico que el que actualmente se está empleando. Con el nuevo compuesto de Ana Blasco se podría conseguir ese objetivo”.

Para Betoret, este invento consigue “no sólo eliminar el humo provocado por el producto empleado actualmente, sustituyéndolo por un casi desapercibido humo blanco, sino que también puede llegar a solucionar el problema de la quema de la paja del arroz en nuestros campos”.

Por su parte, la ingeniera Ana Blasco ha señalado que “el producto es apto para la construcción de los monumentos falleros sin renunciar a su característica espectacular, lo que supone darle un sello de calidad a nuestras fiestas”. Además, Blasco continuó indicando que “gracias al apoyo recibido por Vicente Betoret, la patente no supondrá un sobrecoste añadido al material para la realización de las fallas valencianas”.