Gran Fira València

Vuelve en julio la Gran Fira de València

autor-noticia-icon

COMPARTIR

Un festival de verano anima la temporada a cualquier ciudad, y quizá Valencia es uno de los mejores ejemplos. La Gran Fira de València se presenta como un festival de ocio y cultura que abarca el mes de julio al completo.

Aunque la celebración es un potente atractivo a la hora de sumar turistas y visitantes que llegan a la ciudad en fechas estivales –es así desde sus comienzos, en 1871–, tiene especial rellevància para los ciudadanos que se quedan en cada barrio. Porque si por algo destaca la Fira es por la variedad de localizaciones que abarca, lo que hace que gran parte de los vecinos gocen de eventos cercanos a cada barrio.

Pero la Gran Fira no se reparte solo por zonas; también lo hace por estilos. Se refleja en una programación que cuenta con más de un centenar de actividades culturales y de ocio organizadas por la Conejalía de Cultura Festiva del Ayuntamiento de Valencia. Cultura y ocio para todos los públicos que incluyen música, bailes, teatro, magia, pirotecnia, talleres, juegos, exposiciones…. Una infinidad de opciones para que cualquier valenciano se sienta identificado con su ciudad.

Además de las actividades programades por el Ayuntamiento, entre las que se incluyen varios eventos multitudinarios, la Gran Fira cuenta con una oferta variada a la que contribuyen diversas Instituciones públicas y privadas. No se quedan ahí: también informan a todos los ciudadanos y visitantes del calendario cultural de la Ciudad, porque Valencia guarda tradiciones, pero también mucha diversión.

Concerts de Vivers

Toda feria que se precie goza de una oferta musical al nivel de su organización, y la Gran Fira no iba a ser menos. Este año, del 1 al 23 de julio, los Jardines de Viveros se convertirán en escenario de un festival musical con cantantes y grupos valencianos, nacionales e internacionales para todos los gustos a precios asequibles para poner banda sonora al verano.

La Correfira traslada, de forma itinerante, propuestas musicales, escénicas y culturales a distintos barrios de la ciudad

El escenario de la Correfira se levanta, de barrio en barrio, como un regalo para todos los que quieran acercarse a su aventura en movimiento. La Correfira recorre los Barrios para para acercar la cultura más diversa a todos los ciudadanos, independientemente de su lugar de residencia. Este año, el arte vuelve a subirse a escena con una oferta para todos los gustos, desde monólogos hasta cuentacuentos o improvisación.

La ruta empieza este año al mismo tiempo que el mes: el sábado 1 de julio el escenario comienza a rodar. Cubre, a partir de esa fecha, todos los fines de semana, de viernes a domingo, hasta casi final de mes.

La Marina de Valencia sirve de telón de fondo a la vertiente de la Fira más cercana al mar, con un espectáculo piromusical como guinda

A un lado, el mar; al otro, el mejor espectáculo. La Marina de Valencia acoge un año más la Nit a la Mar, una propuesta festiva que, durante la tarde y la noche del día 14 de julio, reúne a miles de personas en un entorno inigualable. Es una de la citas más especiales de la Gran Fira, debido entre otras cosas al paisaje que la rodea, escenario de un evento único: el espectáculo piromusical, uno de los más importantes del año, que en esta ocasión correrá a cargo de la pirotecnia Vulcano, con su mezcla de tradición e innovación, algo que le va como anillo al dedo al escenario en el que se desenvuelve.

La recta final de la Gran Fira se viste de gala en una fiesta que funciona como antesala a la emblemática Batalla de Flores

La Gran Nit de Juliol se puede resumir en cuatro palabras: màgia en las calles. Durante la noche del 22 de julio, una de las más importantes dentro de la Fira, las esquinas de Valencia se llenan de actividades para todos los gustos, que atrasarán la hora habitual de irse a dormir. Los museus abren una vez más sus puertas hasta las 00.00 horas, y los distintos escenarios de la ciudad acogen actuaciones, teatro y conciertos, y una minimascletà.

Además, como viene siendo habitual, la Ruta del Carme recorrerà las emblemáticas plazas del barrio, donde la música es un año más la verdadera protagonista gracias a distintas actuaciones.

Los bailes y cantos tradicionales se unen al característico olor a pólvora en esta celebración cargada de costumbres valencianas

La música tradicional valenciana tiene su historia, pero hay algo mucho mejor que estudiarla: vivirla. Por eso, el sábado 1 de julio todo aquel que quiera bailar tendrá su espacio para ello en la plaza del Ayuntamiento. A las 22.00, el Sarau de la Fira, una jornada de bailes valencianos participativos, a los que pondrá música la rondalla La Comarcal. El sábado 8 de julio, a partir de las 19.00 horas, la Muixeranga Jove de València y la Muixeranga de Algemesí exhibirán sus torres humanas por las calles del centro de la ciudad.

El cielo nocturno de Valencia se ilumina durante todo el mes gracias a distintos espectáculos pirotécnicos pensados para dejar a los asistentes con la boca abierta

Explosiones de luz y color que unen a todos los asistentes en una emoción común. Los espectáculos pirotécnicos son protagonistas indiscutibles durante los días de la Gran Fira, y los valencianos volverán a mostrar este julio su particular talento. Durante este mes, todos los que se encuentren en Valencia podrán disfrutar de diversos despliegues de fuegos que acompañarán a la fiesta en varias partes de la ciudad.

Piromusicales, traca correguda, correfoc, castell de pals, minismacletà y otras exhibiciones que harán las delicias de todos los ciudadanos y visitantes. Al fin y al cabo, julio es el mes más luminoso del año, y la noche también puede brillar.

El inicio a la pirotecnia en la Gran Fira lo pondrá la noche del 1 al 2 de julio un correfoc en el que participarán L’Infern Faller, Socarrats de Campanar, Dimonis de Mislata y Dimonis de Massalfassar a través de la plaza de la Reina, la calle San Vicente, la Plaza del Ayuntamiento, la calle Marqués de Sotelo y la Estación del Norte.

La pirotecnia Nadal Martí, al mando de mascletàs inolvidables durante varios años consecutivos en las Fallas, volverá a lucir el sábado 8 de julio una de sus especialidades: el castillo de palos a la antigua, una variante pirotécnica muy característica que hará las delicias de los asistentes. A las 23.00 horas, la fiesta de la luz alcanza su máximo esplendor ante las Torres de Serranos.

Aunque las mascletàs más multitudinarias siguen reservadas para la época de Fallas, es posible disfrutar de una a pequeña escala este julio; en concreto, la que tendrá lugar durante la Gran Nit, el 22 de julio, que correrá a cargo de Caballer FX, conocidos por la innovación y las décadas de espectáculos a sus espaldas.

El broche final se pondrá dos días antes de la Batalla de las Flores. En la noche del 28 de junio se podrá disfrutar de un espectáculo pirotécnico en la plaza del Ayuntamiento a cargo de Pirotecnia del Mediterráneo.

Un sinfín de flores adornan la despedida de la Gran Fira, con un ambiente festivo que cubre el Paseo de la Alameda

El último domingo de julio, el cielo se cubre de flores. Las carrozas y los pétalos de colores pintan las calles durante uno de los días más fotogénicos de la ciudad.

El paseo de la Alameda, cerrado al tráfico, recibe a los visitantes, siempre sonrientes y boquiabiertos, adornado con claveles. Las entradas a tribunas para ver la Batalla de las Flores permiten disfrutar del espectáculo a un precio al alcance de todos. Si la idea es vivirlo en primera persona, siempre se puede alquilar un palco. Desde ellos, se pueden lanzar flores para contribuir al abanico multicolor del día 30.

La tradición de la Batalla de las Flores, que ahora está abierta a todo el mundo –siempre respetando los límites de aforo–, tiene unos orígenes paralelos a la propia feria. En 1891 se inauguró la batalla floral más antigua de nuestro país, una guerra pacífica que cuenta con claveles como arma y raquetas como único escudo, y que rinde homenaje a la colorida huerta valenciana.

Es para muchos el momento más divertido de la Fira, gracias también a las carrozas, diseñadas, realizadas y decoradas con mimo por artistas y artesanos con millones de flores y que, mediante diseños temáticos, compiten por ser favoritas año tras año.

Ver programa.

Concerts de Vivers

TAGS

COMPARTIR