El pasado mes de octubre llegó a Madrid la nueva sala del grupo Salamandra, Oh My Club, un espacio de ocio nocturno que mezcla el ambiente musical con el culinario. En poco tiempo se ha convertido en un lugar de reunión para rostros conocidos —como los de los colaboradores televisivos Kiko Matamoros y Terelu Campos—, deportistas y artistas varios. Repitiendo así el éxito de aforo que obtienen en Valencia.

Con una extensión de 1.500 m² y un aforo de 1.319 personas, el complejo de la capital (ubicado en C/ Rosario Pino, 14) ofrece al público un viaje por los distintos continentes. Algo que se consigue gracias al trabajo en paralelo de los dos espacios de la sala: el club y el restaurante. El primero de ellos mezcla diversos géneros musicales, desde el house club más elegante, pasando por canciones comerciales, hasta llegar al funky de toques más tropicales. El segundo, por su parte, consiste en un comedor para 100 comensales —que pueden probar propuestas mediterráneas y orientales—, en el que se incluye un espectáculo en directo que se prolonga hasta las 6:00 de la mañana. Además, el club cuenta con privados o reservados que suelen ocupar los rostros más populares.

El director de Oh My Club Madrid, Rafa de Gonzalo, es un fichaje reconocido en la noche madrileña. Este señala que el diseño «no deja a nadie indiferente». Es por eso que la entrada presenta un jardín invertido donde la tecnología y la realidad virtual cobran protagonismo. En el interior de la sala, un techo topográfico en formato oleado (único en España) sorprende a los asistentes.

De esta manera, GS expande sus proyectos fuera de la Comunitat Valenciana, posicionándose como el tercer grupo de ocio nacional más importante. Hecho que ha sido reconocido este año por la Federación Valenciana de Hostelería con un premio a su trayectoria profesional.

Más noticias de interés:

Reencuentro Distrito 10 viene a Marina Beach Club Valencia en septiembre.