Por Nuria Salom 
Fotos: Fernando Ruiz

Julián López y Paco Caballero, protagonista y director de «Perdiendo el Este«, nos hablan en su preestreno en Valencia de esta divertidísima comedia, secuela de la exitosa ‘Perdiendo el Norte’.

Paco, Perdiendo el Este’ es tu primer largometraje y la segunda parte de la exitosa ‘Perdiendo el Norte’. ¿Te ha pesado la responsabilidad?

Ha sido un proceso muy natural. Empecé haciendo series y cortos, de hecho sigo haciéndolos porque es un formato que no hay que abandonar. De repente recibo llamada de Nacho G. Velillapara encargarme la película. Me quedé en shock y le pregunté: ¿la primera peli no hizo 10 millones de euros? ¡Madre mía!

Al principio sí te da un poco de vértigo, es estar en una especie de precipicio. Pero una vez comienzas a trabajar todo discurre de manera natural. Pregunté quién estaba en el reparto y pensé voy a hacer una comedia, que es un género en el que me siento muy cómodo, y qué mejor que con estos actores.

Perdiendo el Este

Paco, ¿cómo enfrentaste el proyecto?

Quería mostrar mi visión de la comedia, un poco más loca que la primera parte, más de amigos. Que la vertiente romántica fuera desde lo torpe y hacerla distinta. En vez de los típicos protas guapos, ponemos a Julián López. Aunque está muy atractivo últimamente…

¡Y encima rodando en China!

Además de verdad, porque el primer día de rodaje fue en Hong Kong, con la escena de comer gusanos. Es una ciudad muy loca, fue una semana que llovía todo el rato… ¡Horrible! Pero me dije: yo he venido a jugar, así que vamos a por ello.

Julián, ¿el ambiente de rodaje cómo fue?

A veces parecíamos una excursión del cole, o un viaje de amigos. Lo que más me marcó es el tema de la comida. Lógico tiendo en cuenta que empezamos comiendo gusanos.

¡Lo de la cucaracha da mucho repelús!

Sí, pero eso fue distinto. Da impresión al espectador nada más. Lo de los gusanos es real.

Después de semejantes delicatessen, dije no puedo seguir comiendo cosas de aquí, tengo que cambiar el sabor, por el bien de mi paladar. Y me pedí pizza, ¡pero tampoco sabía a pizza! Era una cosa extraña. Pidas lo que pidas, allí no sabe igual.

Y si tenías que ir al baño, era uno pseudo público, que había que verlo. ¡El de Transpoting a su lado es una suite! Digamos que llevaban como dos semanas sin pasar a lavarlo. Fue un trauma.

Perdiendo el Este

Julián habías trabajado con muchos compañeros de rodaje, pero con Chacha Huang era la primera vez. ¡qué buena es y qué  preciosidad!

Sí, todo el mundo está enamorado de ella. Es que es guapísima, parece un dibujo animado. Es una maravilla. Creo que uno de los secretos de la trama romántica reside en eso. En la diferencia física. No solo una persona occidental y una oriental, si no esa belleza tan refinada que tiene ella y ese careto que tiene Braulio (no yo eh!!!) con su cara de empanado, sus gafitas ese pelo…

Y la gente de repente dice: ¿estos dos mundos tan opuestos pueden confluir?Pues sí mira, se enamoran.

Tu papel recuerda a Peter Sellers. De hecho Malena Alterio afirmó que eras el nuevo Sellers.

Decir eso son palabras mayores, pero sí es verdad que Malena lo dijo. Me hace muchísima ilusión porque es una de las referencias incontestables de la comedia. Braulio se ve en situaciones parecidas al Sellers de ‘El Guateque’. Que me digan algo así, como cómico que siempre quiere dar lo máximo, es un piropazo la verdad.

Además eres músico, tienes un grupo: Mancha Brass y has colaborado con Café Quijano o Marlango, entre otros. Incluso estudiaste Magisterio en Educación Musical. Una clase tuya puede ser…

Ahora pensáis que una clase mía puede ser divertida, pero cuando yo estaba estudiando nadie diría eso, porque no me dedicaba a hacer reír. Tengo vocación de músico, de profesor no tanto, porque mi formación es sobre todo de conservatorio. Hice el magisterio musical porque tenía que ver con mi pasión, más que nada.

¿Habéis disfrutado de Valencia? ¿Volveríais en Fallas?

Julián:Nos encantaría venir cuando sea, por supuesto. Yo hace muchos años estuve en Fallas y me gustaría volver.

Paco: Si nos invitáis venimos seguro.

Más noticias de interés:

MAHOU CINCO ESTRELLAS PROPONE PLANES FALLEROS PARA LOS QUE DISFRUTAN DE LAS FIESTAS Y PARA LOS QUE HUYEN DE ELLAS.